Después de que la Fiscalía solicitara una orden de captura internacional y la jueza desestimara la petición

El obispo Zanchetta asistirá a la vista oral en los juzgados argentinos de Salta

El obispo Zanchetta asistirá a la vista oral en los juzgados argentinos de Salta
El papa Francisco y el obispo argentino Gustavo Zanchetta, acusado de abuso sexual. EP

El obispo Gustavo Zanchetta estará presente el próximo 27 de noviembre de 2019 en los juzgados de Salta (noroeste de Argentina) para asistir a la vista oral del juicio en el que está imputado por supuestos abusos sexuales.

Así lo ha confirmado en un nuevo comunicado firmado y distribuido por el defensor canónico del prelado, el español Javier Belda. En este texto se subraya que el viaje busca garantizar que «pueda, en justicia y en el escrupuloso respeto de la ley, dirimirse la cuestión objeto de juicio».

En la nota se detalla incluso que Zanchetta partirá este lunes de Roma y su llegada está prevista al aeropuerto de Salta en la mañana del 26 de noviembre. «No se encuentra en paradero desconocido ni refugiado en ningún sitio, ni huido de la justicia, sino que se encuentra en la residencia indicada a las autoridades judiciales», detalla el escrito sobre el prelado, que actualmente reside en el Vaticano.

Después de que hace unos días trascendiera que la Fiscalía Penal de Violencia de Género y Delitos contra la Integridad Sexual solicitaba una orden de captura internacional y de que la jueza responsable del caso desestimara tal petición así como otras «medidas restrictivas», ahora trasciende que el prelado dará la cara ante el poder judicial «para poder esclarecer los hechos objeto de litigio, al tiempo que reitera su inocencia».

«Las constantes resoluciones por parte de la autoridad judicial, emitidas por personas y tribunales distintos, han puesto de manifiesto la total colaboración de monseñor Zanchetta con las autoridades y lo innecesario de las medidas», subraya este nuevo comunicado. Eso sí, en el texto se justifica el silencio público del obispo para «no interferir» en los procesos judiciales, tanto civil como canónico.

Lejos de arremeter contra el ministerio fiscal por el revuelo mediático causado, a través de la nota distribuida a los medios, el obispo aclara que «en modo alguno prejuzga la actitud de la fiscalía, y considera que sus solicitudes, aun cuando pudieren parecer compulsivas o reiterativas sin que exista motivo aparente, en modo alguno cree que reflejen una espuria intención por su parte».

El religioso fue obispo de la diócesis salteña de Nueva Orán entre 2013 y 2017, hasta que presentó su renuncia.

Abandonó Argentina y se asentó en España hasta que fue nombrado por su «capacidad para la gestión administrativa» como asesor del ente para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, que gestiona los bienes y propiedades de la Curia Romana.

El papa Francisco afirmó en mayo en una entrevista que su amigo Zanchetta ya está siendo juzgado en el Vaticano por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído