La persecución no es sólo religiosa sino anti-Occidente

Orban dice que serán los cristianos perseguidos los que salvarán Europa

Orban dice que serán los cristianos perseguidos los que salvarán Europa
El primer ministro húngaro Viktor Orban. EP

Recuperar las raíces cristianas en Europa. Un total de 650 personas de 40 países han participado en Budapest en una conferencia internacional sobre los cristianos perseguidos organizada por el propio gobierno de Hungría.

En ella participó el primer ministro Viktor Orban, el líder europeo más comprometido en estos momentos con los cristianos perseguidos, y defensor acérrimo de la familia natural y las raíces cristianas de Europa. De hecho, es el único país que tiene una Secretaría de Estado dedicada a ayudar exclusivamente a los cristianos que son perseguidos por su fe en el mundo.

«Estoy convencido de que para salvar Europa, quienes podrían proporcionarnos la mayor ayuda son aquellos a los que estamos ayudando ahora mismo», aseguró Orban, refiriéndose a los cristianos perseguidos.

Por ello, agregó que «estamos sembrando una semilla, dando a los perseguidos lo que necesitan y recibiendo de ellos fe cristiana, amor y persistencia». Y alertó que Europa sólo se podrá salvar si «vuelve a sus verdaderos valores cristianos» así como a sus «raíces e identidad cristiana». Si esto se olvida –dijo Orban— en el futuro los cristianos serán perseguidos en Occidente, como hoy en Siria o Irak.

También intervino en la conferencia internacional el cardenal arzobispo de Budapest, Peter Erdö, que apuntó que la persecución no es sólo religiosa sino anti-Occidente. También agradeció el esfuerzo de quienes ayudan a cristianos expulsados a regresar a su patria.

Por su parte, El patriarca Ignatius Aphrem II, de la Iglesia ortodoxa siria, recordó la dramática situación de los cristianos en Irak: «A los cristianos se les dieron 3 opciones: convertirse al Islam, pagar un impuesto, o marcharse. De lo contrario, serían asesinados. Muchos decidieron marcharse. No solo se fueron de aquellas zonas donde había terroristas o grupos armados, sino de todo el país en realidad. Calculamos que un 90% de los cristianos se han ido de Irak, y el 50% de los cristianos han abandonado Siria».

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído