Después de la exhumación, han visitado la basílica 17.530 personas menos que en noviembre de 2018

El Valle de los Caídos registra menos visitantes en el primer noviembre sin Franco

El Valle de los Caídos registra menos visitantes en el primer noviembre sin Franco
Acceso a la basílica del Valle de los Caídos. EP

El Valle de los Caídos ya no es lo mismo sin Francisco Franco. Desde que el pasado 24 de octubre de 2019, los restos del ex jefe del Estado fueran trasladados al cementerio de Mingorrubio, las visitas han caído.

Según los datos proporcionados por Patrimonio Nacional, hasta este mes de noviembre, 304.461 personas han pasado por el Valle, mientras que en 2018 fueron 378.875.

Concretamente, el mes pasado las vistas se redujeron de modo importante. En 2018 se tramitaron 31.952 entradas, pero este 2019 tan solo se despacharon 14.421, una caída de más de 17.000 entradas con respecto al año anterior. Esto supone un descenso de un 54% en las visitas al Valle tras la exhumación.

Además de ser el primer mes sin Franco enterrado en la basílica, hay que tener en cuenta que en noviembre se conmemora el aniversario de la muerte del ex jefe del Estado. En torno al 20 de noviembre se celebran cada año actos de homenaje, si bien desde hace unos años se habían prohibido diversas actividades de exaltación franquista.

Este 20 de noviembre era el primero con los restos de Franco fuera del Valle de los Caídos. Este hecho provocó que las convocatorias no tuvieran como escenario el Valle, donde no se anunció ningún tipo de acto específico.

Para esta fecha, todos los actos se trasladaron al cementerio de Mingorrubio. Coronas de flores, ramos y banderas de España adornaron la entrada al panteón de la familia del ex jefe del Estado. Además, la Fundación Francisco Franco organizó unas 16 misas por toda España.

La salida de Franco del recinto monumental de Cuelgamuros podría ser solo un primer paso para culminar el proyecto de resignificación del Valle de los Caídos: José Antonio Primo de Rivera, puede ser el siguiente.

Primo de Rivera está enterrado muy cerca del lugar en el que se encontraba Franco. La lápida está situada delante del altar mayor de la basílica. El fundador de Falange fue enterrado allí una vez realizada la inauguración del emblemático lugar.

Uno de los objetivos principales de Pedro Sánchez, y con el que justificó el real decreto-ley de agosto de 2018 que iniciaba el proceso para la exhumación de Franco, era conseguir que el Valle de los Caídos dejara de ser un lugar de exaltación del franquismo.

Aunque José Antonio Primo de Rivera fue víctima de la guerra, se puede entender que su permanencia en el Valle puede ir contra la Ley de Memoria Histórica. Además,  diferentes asociaciones de memoria histórica han pedido su exhumación.

Pero no han sido los únicos. La Asamblea de Madrid aprobó el pasado 21 de noviembre, con los votos de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, y a abstención de Ciudadanos, una proposición no de ley en la que se pedía convertir el Valle de los Caídos en un «sitio de memoria» y, además, exhumar a Primo de Rivera. Una votación que no tenía efectos prácticos o ejecutivos como tal, pero sí simbólicos.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído