El portavoz de la CEE asegura que la Iglesia acogerá a cualquier Ejecutivo que se constituya legalmente

Los obispos dicen que dormirán ‘tranquilos’ con un Gobierno de PSOE y Podemos

Los obispos dicen que dormirán 'tranquilos' con un Gobierno de PSOE y Podemos
El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello. EP

Llamamiento de los obispos a arrimar el hombro. El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha asegurado que los obispos «claro» que dormirán tranquilos si se forma un gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

«Claro, porque los obispos, si son buenos creyentes, duermen tranquilos porque ponen su confianza en el señor del Universo. Por eso, quien no te puede dar la confianza definitiva, tampoco te la quita, quien te da la confianza es quien te la puede dar», ha afirmado Argüello en una entrevista, al ser preguntado por si los prelados españoles dormirán tranquilos con un posible gobierno de izquierda.

La Iglesia, según ha precisado el portavoz de la CEE, acogerá a «cualquier» gobierno «que se constituya legalmente». Además, ha asegurado el compromiso de los obispos de «orar por los gobernantes», así como «su deseo de colaboración crítica», diciendo «con lealtad» su opinión respecto de las iniciativas que se propongan o que se lleven a cabo.

«En principio, la acogida de un gobierno que se constituye legalmente, siguiendo los resultados de las elecciones, la Iglesia acoge ese gobierno, cualquiera que sea», ha manifestado Argüello, al tiempo que ha puntualizado que desean «que las propuestas que el gobierno realice sean para el bien común de todos».

A su juicio, el Estado del Bienestar se encuentra «en un momento en que necesita que todos arrimen el hombro», también la Iglesia. «No nos parecería una buena noticia que por parte del gobierno hubiese decisiones de exclusión a la hora de participar en la educación, en la sanidad, en los servicios sociales, en la acogida de migrantes o en el cuidado de tantas personas que viven solas y mueren solas en España», ha enfatizado.

En este sentido, los obispos esperan que el nuevo gobierno establezca los «cauces, los que ya existen e incluso otros nuevos» para que las organizaciones eclesiales puedan seguir presentes en estos ámbitos del Estado del Bienestar.

No obstante, el secretario general ha indicado que desde la Conferencia Episcopal Española nunca han mantenido una «relación institucional» con Pablo Iglesias o, a nivel de partido, con Unidas Podemos. Esto no quiere decir que no se hayan encontrado con militantes de la formación morada en las diócesis, al igual que ocurre con el resto de partidos. «La mayoría de los obispos españoles tienen en su diócesis contacto con todos los políticos, hombres y mujeres de cualquier zona del arco parlamentario», ha puntualizado.

Argüello ha explicado que después del Congreso de Laicos 2020, que se celebrará en febrero, la Conferencia Episcopal relanzará las «semanas sociales», que tendrán lugar en octubre, y a las que invitarán a políticos españoles creyentes.

«Nos gustaría, en este proceso que lanzaremos desde marzo, también invitar a los políticos españoles, desde cualquier grado de responsabilidad política, –concejalía, un pueblo o las Cortes Generales–, que sean al mismo tiempo creyentes, para encontrarnos con ellos y discernir juntos sobre la regeneración de la vida política y sobre el planteamiento del bien común», ha precisado.

Si bien, ha aclarado que no invitarán a formaciones, «porque en este momento no existen partidos confesionales en España», sino a miembros de las mismas. Además, ha precisado que solo convocarán, en principio, a políticos católicos porque no se sienten «legitimados» para hacerlo con otros líderes que no sean cristianos. No obstante, no descartan abrir luego esta reflexión a otras personas que quieran compartirla.

Preguntado por las opiniones de Vox, el portavoz de la CEE, ha reconocido que «hay aspectos con los que los puntos de referencia de la doctrina social de la Iglesia encuentra una mayor cercanía y otros en los que no hay tal cercanía», como ocurre, según ha añadido «con todos los partidos». Por ello, ha pedido «salir de la dialéctica de los unos y los otros, de blancos y negros» para pasar a la «escucha».

«Eso de dividirnos sin más entre los de un lado y los de otro y hacer un juicio global sobre los que están en un sitio u otro, decir tú te tienes que posicionar, eres A ó Z. No», ha subrayado el obispo auxiliar de Valladolid.

Finalmente, preguntado por la prisión permanente revisable, a raíz de la reciente condena del Chicle, Argüello ha pedido poner el acento «en la necesidad de que la revisión se realice en orden a la posible reinserción del reo, que ha sido justamente condenado por un comportamiento delictivo muy grave».

«Las penas han de ayudar a la reinserción de las personas, esto nunca hay que perderlo de vista, en el mensaje básico de la Iglesia está la misericordia, y la misericordia lleva consigo la verdad, la justicia, y que en función de la verdad de lo que ha ocurrido, se haga justicia, y la justicia supone el establecimiento de unas penas y no perder nunca vista la perspectiva del perdón», ha concluido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído