Las principales diferencias entre la celebración católica y la ortodoxa

¿Por qué algunos cristianos celebran la Navidad en enero?

¿Por qué algunos cristianos celebran la Navidad en enero?
Celebración de la Navidad ortodoxa en el centro de Kiev, Ucrania. EP

La Iglesia católica conmemora el nacimiento de Jesucristo el 25 de diciembre. Pero millones de cristianos ortodoxos de todo el mundo celebran la Navidad el 6 y 7 de enero, casi tres semanas después de que muchas personas en Occidente ya la hayan festejado y comenzado el Año Nuevo.

Para países como Rusia, Georgia, Armenia, Bielorrusia, Serbia, Egipto, Etiopía y Kazajstán, el 6 de enero es Nochebuena. El 7, el día de Navidad.

La diferencia se debe al uso de calendarios diferentes entre los cristianos católicos y ortodoxos.

Introducido por el papa Gregorio XIII en 1582, el calendario gregoriano es el calendario civil más utilizado en el mundo y es este calendario el que marca el 25 de diciembre como día de Navidad.

El calendario fue propuesto inicialmente para cambiar la fecha de la Pascua de modo que siempre caiga cerca del equinoccio de primavera. Hasta entonces la fecha se iba desplazando y el Papa no quería que la Semana Santa terminara celebrándose en verano.

Pero los cristianos ortodoxos –excluyendo la Iglesia Ortodoxa Griega– utilizan el calendario juliano, implementado en el año 46 a.C. por Julio César, que va con 13 días de «retraso» porque el papa Gregorio decidió «borrar» del calendario los días del 4 al 15 de octubre de 1582 para realizar el ajuste.

La Iglesia Ortodoxa Griega en Grecia, Chipre y Bulgaria adoptó el calendario gregoriano en 1923.

Los ortodoxos de Jerusalén también celebran la Navidad según el calendario gregoriano.

Técnicamente hablando, la Navidad en el calendario juliano todavía cae el 25 de diciembre, lo que equivale al 7 de enero según el calendario gregoriano.

Para los cristianos del calendario gregoriano, el 6 de enero marca el día de la Epifanía, el día que celebra la revelación de Dios en forma humana como Jesús. Es también el día en que los tres sabios, siguiendo una estrella en el cielo nocturno del desierto, aparecieron en Belén al lado de Jesús después de su nacimiento.

Desde el 6 de enero, los cristianos ortodoxos de Europa del Este ayunan tradicionalmente hasta la aparición de la primera estrella en el cielo nocturno que simboliza el nacimiento de Jesús.

Es tradicional saludar a amigos y familiares diciendo «Cristo ha nacido» y responder «¡Gloria a él!».

La comida de Nochebuena es tradicionalmente sin carne y sin alcohol. Suele consistir en 12 platos que simbolizan a los 12 apóstoles.

En esta ocasión es imprescindible la «kutia»: un plato frío parecido a las gachas de avena hecho de trigo entero, semillas de amapola, pasas, nueces y miel. El resto de la comida varía, pero con frecuencia incluye pescado frito y sopa de remolacha hecha con caldo de verduras, alubias y repollo.

El día de Navidad, 7 de enero, comienza con una visita a la iglesia. Algunos cristianos ortodoxos prefieren ir a una misa de medianoche en Nochebuena.

El almuerzo del día de Navidad se compone de una variedad de platos. Ese día también se suele compartir un cochinillo asado o un ganso.

A diferencia de la Navidad católica, no es costumbre hacer regalos en la tradición ortodoxa. Los cristianos ortodoxos usualmente reparten regalos el 19 de diciembre, el día de san Nicolás, o en la víspera de Año Nuevo, el 31 de diciembre.

Muchos países cristianos ortodoxos, como Rusia, utilizan el calendario gregoriano en sus vidas cotidianas, pero a menudo vuelven al calendario juliano para sus fiestas religiosas.

El Año Nuevo, según el calendario juliano, es el 13-14 de enero y el día de la Epifanía, celebrado el 6 de enero por los católicos, es celebrado por los cristianos ortodoxos el 19 de enero.

El día de la Epifanía en los países que adoptaron el calendario gregoriano, como Bulgaria y Grecia, los sacerdotes a menudo arrojan crucifijos en ríos o lagos y los fieles se zambullen en ellos para recuperarlos.

En Ucrania, el período comprendido entre el 6 y el 19 de enero es el momento de «Vertep», una representación de teatro de marionetas en la calle que es una variante de la historia de la Navidad.

La celebración de «Vertep», que tiene vínculos con tradiciones precristianas, se caracteriza por los cantos y bailes. En los últimos años se ha vuelto cada vez más popular entre los niños organizar espectáculos de «Vertep» y recaudar pequeñas cantidades de dinero en efectivo.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído