El acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos constituye un ataque directo a los católicos

Los socialistas se unen a los comunistas contra la Iglesia

Los socialistas se unen a los comunistas contra la Iglesia
Abrazo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. EP

Los líderes del PSOE y Unidas Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, han anunciado este lunes –30 de diciembre de 2019– las medidas conjuntas del futuro Ejecutivo. Un documento de 50 páginas, en el que hay medidas de toda ralea.

Según los expertos, el acuerdo programático es marcadamente ideológico y en él se establece un blindaje aún mayor del aborto, de la ideología de género, la legalización de la eutanasia, así como el ataque contra los católicos en distintos ámbitos anunciando incluso expropiaciones de bienes eclesiásticos.

Los socialistas y los comunistas de Podemos dicen, por ejemplo, en uno de los puntos de su programa conjunto de Gobierno que realizarán «las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados por la Iglesia basadas en el privilegio de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de simples declaraciones de sus propios miembros».

Además, obviando la Constitución española así como el hecho de que un 70% de la población se declare católica y un 20% de los españoles adultos vaya a misa todos los domingos o varias veces al mes, el nuevo Gobierno asegura que aprobará «una Ley sobre Libertad de Conciencia que garantice la laicidad del Estado y su neutralidad frente a todas las confesiones religiosas».

En el ámbito educativo, el acuerdo entre el PSOE y Podemos prevé un nuevo ataque a la asignatura de Religión afirmando que «será de carácter voluntario para los estudiantes, sin que haya una asignatura alternativa ni la nota sea computable a efectos académicos».

Por otro lado, anuncia la retirada del concierto a los colegios que tengan educación diferenciada. En este acuerdo programático afirman que «promoveremos la coeducación en todo el sistema educativo, impidiendo la segregación educativa por razón de sexo en los centros sostenidos con fondos públicos».

Y además ambas formaciones han llegado a un acuerdo para «potenciar la educación afectivo-sexual dentro del sistema educativo, conforme a un enfoque de derechos, de igualdad y libertad».

Con este nuevo gobierno la eutanasia tendrá vía libre. Entre los considerados «nuevos derechos», socialistas y comunistas hablan del «derecho a la muerte digna y regulación de la eutanasia».

De este modo, en el acuerdo avanzan que «daremos una respuesta jurídica, sistemática, equilibrada y garantista a las demandas sostenidas de la sociedad actual en relación con el final de la vida. Para ello, impulsaremos una Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida, así como la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia, y su inclusión en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud».

El aborto se blindará aún más con este Ejecutivo socialcomunista, pues se afirma que el nuevo gobierno «favorecerá el acceso, a los últimos métodos anticonceptivos, a la anticoncepción de urgencia y a la interrupción voluntaria del embarazo de todas las mujeres, en el Sistema Nacional de Salud» volviendo a la Ley Aído de 2010.

También se perseguirá a los grupos provida que rezan o informan a las mujeres que van a abortar al afirmar que «garantizaremos la intimidad de las mujeres que acuden a las clínicas IVE (interrupción voluntaria del embarazo, ndr), su integridad física y moral, así como su derecho a la libre circulación».

La ideología de género también tendrá un nuevo espaldarazo con el Gobierno de coalición. De este modo, anuncian leyes nacionales en las que se incluye «la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión». Igualmente, se realizará «una ley trans que trabaje de forma efectiva para erradicar todas las formas de discriminación hacia las personas trans en todos los ámbitos».

Los expertos tienen claro que el Partido Socialista se ha unido a Podemos para presentar un nuevo ataque contra la Iglesia. Ambos partidos han puesto a los católicos en el centro de su diana.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído