El diputado podemita ataca al Arzobispo de Valencia por llamar a "orar por España"

Jaume Asens pide «dejar atrás la España vieja, carcomida y hueca del cardenal Cañizares»

Jaume Asens pide "dejar atrás la España vieja, carcomida y hueca del cardenal Cañizares"
Jaume Asens durante su intervención en el debate de investidura. EP

En el debate de investidura que comenzó este sábado 4 de enero de 2020, un diputado podemita que formará parte del Gobierno de coalición liderado por Pedro Sánchez atacó al cardenal Antonio Cañizares desde la Tribuna del Congreso por el mero hecho de haber pedido a los fieles valencianos que recen por España.

Se trata de Jaume Asens, de En Comu-Podem, la rama catalana de Podemos, y cuyo nombre había sonado con fuerza como posible ministro de Vivienda. En su turno de intervención en la sesión de investidura, el diputado podemita afirmó que la izquierda española y el próximo Gobierno de coalición están construyendo un país «que quiere dejar atrás la España vieja, carcomida y hueca del cardenal Cañizares que hoy decía que hay que rezar por España en las iglesias porque España está en riesgo».

Asens se hacía eco así de la carta –titulada «En esta hora crucial para España ¡orad por España!»– que envió a sus feligreses el arzobispo de Valencia este fin de semana.

«Pido encarecidamente y me pongo de rodillas ante todos, que a partir de hoy, y en los días sucesivos mientras no se aclare el futuro incierto que vivimos ahora  en España,  que en  todas  las  Iglesias  se  ore  por  España, que  se  eleven oraciones  especiales por España, que en todas las Misas se ore por España, en los conventos  de vida contemplativa se ore intensamente  por España. La situación urge y apremia. Para Dios nada hay imposible. Oremos con confianza a Dios. Oremos también en los hogares. Oremos con fe profunda y sencilla el Padre Nuestro donde se contiene todo lo que en estos momentos necesitamos», escribía el purpurado.

El acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos, que respalda Asens, incluye un considerable número de medidas que o bien atacan directamente a la Iglesia y a los católicos o son asuntos de enorme preocupación para los fieles cristianos.

El documento programático es marcadamente ideológico y en él se establece un blindaje aún mayor del aborto, de la ideología de género, la legalización de la eutanasia, así como el ataque contra los católicos en el ámbito de la Educación y se anuncian incluso expropiaciones de bienes eclesiásticos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído