El PSOE y Podemos se han apresurado a devaluar la asignatura de Religión y la canjea por un recreo

El gobierno comunista de España, a días de violar sus acuerdos con el Vaticano

El gobierno comunista de España, a días de violar sus acuerdos con el Vaticano
Religión PD

El rechazo del PSOE o de Podemos a la iglesia católica no es secreto para nadie. Ambos partidos, ahora en un joven e inestable gobierno comunista, ya ha comenzado su ataque contra el Vaticano y ha escogido la Educación como el terreno de batalla. En este sentido, se han apresurado a devaluar la asignatura de Religión y la canjea por un receso.

En España, como en gran parte de Europa, la asignatura de Religión era de oferta obligatoria para los centros pero voluntaria para los alumnos. Es decir, solo la cursa el que quiere y, quien no, debe dedicar ese tiempo a otra materia como “valores cívicos” que han sido denominadas “asignaturas espejos”. Una situación que se ha mantenido en con las leyes socialistas (como la LOE, de 2006) y populares (como la LOMCE, de 2013). Sin embargo, el nuevo gobierno comunista ha decidido meter la mano.

Con el nuevo gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, de acuerdo con su documento «Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España» presentado el pasado 30 de diciembre, la materia mantendrá este estatus pero perderá, por primera vez, su alternativa. ¿Esto qué significa? Que aquel alumno que decida no estudiar Religión no podrá elegir otra en su lugar, por lo que quien no la curse podrá irse al recreo o a casa.

¿La consecuencia inmediata? que pocos o ningún alumno querrán escogerla, ya que el tiempo de ocio resulta siempre más interesante que estar en el aula para un niño. Por si esto fuera poco, el citado documento del Gobierno señala que la Religión, aparte de no tener alternativa, la nota no computará a efectos académicos.

La propuesta académica del PSOE-Unidas Podemos, no solo convierte a la Religión en una materia de segunda categoría sino que vulnera los Acuerdos suscritos entre el Estado español y la Santa Sede. El artículo 2 del acuerdo establece que la enseñanza de la religión católica se incluirá en todos los centros y niveles, «en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales».

La Comisión Episcopal de Enseñanza recuerdan la responsabilidad de los gobiernos «de favorecer la libertad y asegurar la educación para todos». «Esperemos que el futuro gobierno cumpla con sus funciones y defienda la libertad. Ojalá también favorezcan un pacto educativo», añaden desde la Casa de la Iglesia a la par que subrayan que «lo más importante es buscar la calidad educativa de las nuevas generaciones, de común acuerdo padres y profesores», informan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído