RELIGIÓN

Una víctima de los Legionarios de Cristo relata cómo un sacerdote abusó de ella: «Empezó con besos en la mejilla que cada vez nos daba más cerca de la boca»

Miembros de la congregación religiosa violaron a 175 niños entre 1941 y 2019

Una víctima de los Legionarios de Cristo relata cómo un sacerdote abusó de ella: "Empezó con besos en la mejilla que cada vez nos daba más cerca de la boca"

Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, abusó sexualmente de 60 menores de edad según los datos revelados por la congregación católica. El informe se hizo público en diciembre del pasado 2019 y en él reconocen que miembros de la congregación violaron a 175 niños entre 1941 y 2019, una cifra escalofriante.

Los Legionarios de Cristo están reunidos en Roma con motivo del nombramiento de nuevos líderes y tratarán, entre otros asuntos, de «el camino para avanzar en la atención a las víctimas de abusos sexuales, los posibles encubrimientos, negligencias u omisiones en relación con los mismos en el pasado».

Según avanza BBC Mundo, el comportamiento de Marcial Maciel era «desconocido por gran parte de los legionarios, sobre todo por el sistema de relaciones construido por Maciel, que había sabido hábilmente crearse coartadas, ganarse la confianza, familiaridad y silencio de los que lo rodeaban«.

Fernando Martínez es otro de los sacerdotes acusados que fue denunciado por varias víctimas, una de ellas, Biani López Antúnez a la que habría violado desde los 8 hasta los 10 años. El testimonio de la víctima es aterrador: «Cuando tenía 8 años mi familia se mudó de Ciudad de México a Cancún. Mis padres me metieron a una escuela de los Legionarios de Cristo, sin poder imaginar los terribles abusos que sufriría a manos del director y sacerdote, Fernando Martínez«.

De hecho, Martínez había sido nombrado «a pesar de haber sido ya acusado de abusos sexuales en otros colegios de Ciudad de México y Saltillo». A pesar de este historial «los legionarios pusieron mi colegio a cargo de un depredador sexual, que continuó con su comportamiento criminal a sus anchas«, aclara López Antúnez.

Tal y como relata la víctima el sacerdote fue aumentando los abusos: «Empezó con besos en la mejilla que cada vez nos daba más cerca de la boca, como de forma accidental. Y así, fue subiendo de tono, con abusos mas graves, hasta que llegó a violarnos. Lo hizo en múltiples ocasiones«.

«Además, me hacía ver cómo abusaba de otras niñas. Fue algo terrible. Yo era muy pequeña y no entendía lo que estaba pasando. En un principio él era una figura de autoridad total», relata Biani López Antúnez.

El fundador de la congregación católica, Marcial Maciel, falleció en el 2008. Por su parte, rechazó las acusaciones de abusos:  «Nunca me involucré en el tipo de comportamiento repulsivo del que me acusan estos hombres».

Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído