RELIGIÓN

Fin al secreto de confesión: Australia lo elimina en casos de pederastia

Fin al secreto de confesión: Australia lo elimina en casos de pederastia

La Conferencia Episcopal de Australia ha anunciado un acuerdo por el que los sacerdotes australianos están obligados a violar el secreto de confesión en casos de abuso sexual a menores. La ley Children Legislation Amendment Act (CLAA) ha entrado en vigor esta semana y es una recomendación a un informe que se emitió previamente en el que alegaban que había casos en los que los que había cometido el delito había confesado evitando ser detenidos.

Por su parte, el arzobispo Mark Coleridge ha expresado su apoyo a cualquier medida que permita proteger la integridad de los menores, aunque no cree que acabar con el secreto de confesión para estos casos «sea útil», ya que «los abusadores no buscan la confesión y no la buscarían si supieran que sus delitos serán denunciados».

Coleridge ha manifestado que además sería «contraproducente porque se perdería la rara oportunidad de que un sacerdote pueda aconsejar a los abusadores que se entreguen y modifiquen su vida; e injusto porque establecería por ley una situación en la que un sacerdote no podría defenderse de una acusación formulada contra él».

También, el Derecho Canónico prevé la pena de excomunión latae sententiae para cualquier sacerdote que revele cosa alguna oída en confesión.

El arzobispo emérito de Melbourne, Denis Hart, ha advirtió en el 2011: «No dudo en asegurar que los sacerdotes protegerán con sus vidas la santidad del secreto de confesión. Sin duda sufrirán prisión antes que violarlo».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído