De haberse contagiado de coronavirus, a él lo hubieran dejado morir asfixiado como un pez, sin respirador ni UCI, porque ha cumplido ya 83 años

¿Chochea el Padre Ángel? Pide el Premio Princesa de Asturias para el Gobierno por su gestión del coronavirus

El padre Ángel, que aparece como un siervo de Dios siempre sonriente y abrazafarolas, le sucede lo mismo que a Belén Esteban, que necesita del chisme y de la confusión para seguir adelante”

Los años pasan para todos, hasta para el Padre Ángel.

El sacerdote, que ha destacado por su labor a favor de ayudar a los más desfavorecidos, ha solicitado a través de la televisión que se entregue el Premio Princesa de Asturias a los profesiones sanitarios que están luchando contra el coronavirus.

Sin embargo, en lo que pudo ser un ataque de ‘chocheo’, alargó la petición hasta el Gobierno de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias.

En su entrevista con Pedro Piqueras de Informativos Telecinco, Padre Ángel afirmó exactamente:

“Creo que lo merecen. No solo a los sanitarios y personas de las residencias. A todos los que están trabajando. Yo me atrevo también a decir que se lo den a la Moncloa, al Gobierno, a esa comisión que trabaja por los demás, porque tenemos que unir nuestras fuerzas. Estamos en un momento de salvar vidas. Nunca creía yo que había que llegar a este momento en el que lo importante es salvar vidas”.

ENTRE BELÉN ESTEBAN Y BALTASAR GARZÓN

Es un tipo curioso el Padre Angel. De él escribió en su día Alfonso Ussía que le gusta la publicidad y la popularidad más que a Baltasar Garzón una montería.

  • “El padre Ángel, que aparece como un siervo de Dios siempre sonriente y abrazafarolas, le sucede lo mismo que a Belén Esteban, que necesita del chisme y de la confusión para seguir adelante”.
  • “El padre Ángel, y mucho lamento escribirlo, es un sonriente, educado y bondadoso farsante”.

En Los Genoveses, una web venenosa que montó el PSOE en tiempos de Aznar para echar basura sobre periodistas, políticos y famosos no afines a Zapatero y compañía, en el capítulo dedicado a ‘Mensajeros de la Paz’, se tilda al Padre Ángel de ‘cura ultraderechista’ y sueltan que en pleno franquismo, este sacerdote «fue apoyado por el almirante Luis Carrero Blanco, vicepresidente del Gobierno en la dictadura”.

Innegable es que Ángel García Rodríguez ha dado bandazos notables, que le gusta más una cámara de televisión que a un tonto una tiza y que ha pasado en no muchos años de ser ferviente adorador de la popular Ana Botella a siervo entregado de Pedro Sánchez.

Obvia el Padre Ángel, nacido en Asturias, que, siguiendo las directrices de ese Gobierno socialcomunista que ahora propone premiar, de haberse contagiado de coronavirus, a él lo hubieran dejado morir asfixiado como un pez, sin respirador ni UCI, porque ha cumplido ya 83 años, como han hecho con miles y miles de ancianos españoles.

ESTUPEFACCIÓN EN REDES

Sus ultimas declaraciones han generado la natural  polémica. Entre otras razones, porque la mayoría de los españoles están indignados con un gobierno de socialistas y comunistas que ha destacado por tener más fallos que aciertos en la lucha contra el COVID-19.

Lo que se ha traducido en políticas improvisadas, errores durante la adquisición de material sanitario, actuaciones tardías y falta de transparencia o de censura a los voces críticas.

El cura intentó no destacar la labor de nadie. Por eso, no solo reconoció el esfuerzo de los representantes del Gobierno, sino de todas las áreas de la sociedad que trabajan a favor de vencer al virus.

No solamente los poderes públicos sino también tantos privados, tantas ONG, tantos vecinos… son los que nos ayudan a pasar por este mal trago y esta congoja”.

Ayudar al prójimo

Sobre las personas sin hogar, el Padre Ángel explicó que “algunos de ellos” se encuentran en el espacio habilitado en IFEMA mientras otros “siguen por ahí y necesitan sobre todo poder comer una vez al día y tener alguien con quien hablar”.

El presidente de la ONG Mensajeros de la Paz explicó que, aún en plena pandemia, “damos más de 100 cenas todos los días”. “Necesitamos de todo. Desde alimentos, mascarillas, más material sanitario y más sanitarios. Nuestras residencias estaban para cuidar a los mayores, no para curarles. No eran hospitales, y se han convertido casi en hospitales”, ha contado el sacerdote.

Lejos de dejarse decaer por las duras cifras que deja el coronavirus en España, donde ya se superan los 22.000 fallecidos, el Padre Ángel lanza un mensaje de ánimo: “Vamos a salir. Creemos en Dios y en los hombres. Y cuando uno cree en los hombres cree en los políticos, cree en los sanitarios y cree en tanta gente que nos está ayudando… y seguro que vamos a salir”.

A lo que agregó que “hace poco el Papa Francisco decía que era muy importante era tener amigos, y el mismo presidente del Gobierno decía que no hay futuro si no hay solidaridad. Los grupos el otro día de la oposición lo único que hacían era tender las manos a todos. En esta situación está esta sociedad nuestra, de tender las manos y ser capaces de mitigar este gran dolor de estas personas mayores que se nos han ido, que lo han dado todo por los demás, y a las que casi no hemos podido despedir”.

Amancio Ortega, el otro candidato al Premio

En varias plataformas como Change.org y Citizen.go se han venido recogiendo firmar para que Amancio Ortega sea premiado con el Princesa de Asturias de la Concordia.

La petición afirma que el empresario representa valores como el “optimismo y la generosidad” y afirma que “ha tomado las riendas de la gestión diplomática española frente al coronavirus aprovechando sus contactos en China” para pedir material sanitario de primera necesidad. Consideran que Ortega es “un ejemplo mundial de empatía y solidaridad”.

Las peticiones ya habían reunido mucho más de 100.000 firmas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído