LAS MISAS VUELVEN EL PRÓXIMO 11 DE MAYO

Mascarilla, desinfectante y ¿más misas?: las peticiones de los obispos con la vuelta de los actos religiosos

La Conferencia Episcopal recomienda que las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo a que "valoren la conveniencia de no salir de sus domicilios"

Mascarilla, desinfectante y ¿más misas?: las peticiones de los obispos con la vuelta de los actos religiosos

Las misas volverán a celebrarse a partir del próximo 11 de mayo adaptándose a las nuevas circunstancias y respetando las pautas sanitarias. A través de un comunicado, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española ha emitido una serie de pautas para los fieles.

Será en la fase 1 cuando se permita la asistencia grupal, pero no masiva, a los templos sin superar el tercio del aforo, con eucaristías dominicales y diarias. En la fase 2, habrá un restablecimiento de los servicios ordinarios y grupales pero con mitad del aforo, medidas de higiene, distancia.

La Conferencia Episcopal recomienda que las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo a que «valoren la conveniencia de no salir de sus domicilios». En cuanto al aforo permitido, será de un tercio en la primera fase y la mitad del aforo en la segunda, siempre respetando la distancia de seguridad.

Además, los obispos piden «donde sea necesario y posible», aumentar el número de celebraciones cuando haya mayor afluencia de fieles, a fin de descongestionar los templos. Por lo que respecta a las medidas, se recomienda hacer uso de mascarilla con carácter general, las pilas de agua bendita continuarán vacías y las puertas de las iglesias se mantendrán abiertas a la entrada y salida de las celebraciones para no tener que tocar manillas o pomos.

La institución recomienda ofrecer gel hidroalcohólico o algún desinfectante similar, a la entrada y salida de la iglesia. Durante la liturgia aconseja evitar los coros en la parroquia, «se recomienda mantener un solo cantor o algunas voces individuales y algún instrumento. No habrá hoja de cantos ni se distribuirán pliegos con las lecturas o cualquier otro objeto o papel».

Asimismo, el cestillo de la colecta no se pasará durante el ofertorio, «sino que el servicio de orden lo ofrecerá a la salida de la misa, siguiendo los criterios de seguridad señalados», indica la Conferencia Episcopal. El sacerdote celebrante desinfectará sus manos al empezar el canon de la misa, y los demás ministros de la comunión antes de distribuirla. Los obispos indican que el saludo de la paz, se podrá sustituir por un gesto evitando el contacto directo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído