SIN ESCRÚPULOS

Filtran la vergonzosa carta de Pedro Sánchez al Papa que estremece al Vaticano por su falsedad

Iván Redondo allana el terreno para la visita, en una carta vergonzante por sus embustes

Filtran la vergonzosa carta de Pedro Sánchez al Papa que estremece al Vaticano por su falsedad
Pedro Sánchez, a su entrada en el Palacio Papal.

La factoría Iván Redondo necesitaba ‘exhibir’ una visita privada de Pedro Sánchez al Papa Francisco. La maquinaría de Moncloa, aprovechando la presencia del presidente en Italia por el Foro de Diálogo España-Italia, reclamaba hace un mes, por carta, el encuentro con el Santo Padre.

Y lo hacía en una misiva plagada de elogios al Pontífice pero cargada de manipulación y mentiras sobre la verdadera política de confrontación de Sánchez con la Iglesia, algo que ha provocado estupor en El Vaticano. La Razón revela, este sábado 24, el contenido de la carta.

Y cuenta que se presenta como un «devoto» del Papa y, por tanto, de la Iglesia. Así al menos se desprende de la carta que le dirigió el líder socialista a comienzos del mes de octubre para solicitar la audiencia. En ella Sánchez confiesa tanto su «admiración» con Jorge Bergoglio como su plena «sintonía» con la pastoral social.

Incluso llega a manifestarle su total disponibilidad para colaborar juntos en aras de promover la unidad y la fraternidad. «Tened por seguro que contáis con el Gobierno de España», se ofrece al Papa, retratándose como un aliado. Así, lejos de ser una texto escueto y eminentemente protocolario para solicitar formalmente una audiencia, se explaya ante el que será su anfitrión.

De hecho, cuenta el citado periódico, no hay una sola mención a las cuestiones que podrían suponer fricción con el Papa y que el Ejecutivo mantiene para la presente legislatura: la carta obvia los temas que sirven de ariete desde Moncloa para exhibir diferencias con la Iglesia. Así, no se incluye ni una referencia a la resignificación del Valle de los Caídos con la ley de Memoria Democrática, la revisión de las inmatriculaciones y la fiscalidad de la Iglesia, las reformas legislativas de la eutanasia y del aborto, los cambios educativos que cuestionan la viabilidad de la escuela católica concertada o la asignatura de Religión

En la misiva, Sánchez vislumbra paralelismos en la línea de acción. Identifica la ecología integral que el Papa propone a través de la encíclica Laudato si’, de 2015, con la lucha contra el cambio climático de Moncloa. En la carta, el presidente también expone la defensa de la igualdad como objetivo coincidente con el Papa y pone en valor los esfuerzos del Gobierno en favor de la cohesión social.

No se olvida de presentar incluso credenciales en lo que a las relaciones internacionales se refiere, una cuestión nada baladí para Francisco, en tanto que durante estos ocho años al timón de la Iglesia ha dado un impulso significativo en lo que a la geopolítica vaticana se refiere, bien sea por su mediación en procesos de paz como en Colombia, en facilitar el diálogo entre Estados Unidos y Cuba o el renovado acuerdo con China. Sánchez explicita en la carta que comparte esta apuesta por el multilateralismo papal.

Finaliza con su deseo de «tener las mejores relaciones con el Vaticano por parte del Gobierno de España», y eso mientras fulmina la educación concertada y ultima la ley de Eutanasia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído