Sorprendentes declaraciones de Silvano Tomasi, observador del Vaticano ante la ONU

«Ya hemos limpiado nuestra casa»

El Vaticano se justifica: "Los casos de abusos sexuales son comunes en otros credos"

Los culpables apenas representan entre el 1'5 y el 5% de la comunidad católica

(RD/Agencias).-La Iglesia Católica ha adoptado a la perfección el dicho de que «la mejor defensa es un buen ataque». Con esta  estrategia por bandera, el Vaticano ha afirmado que los casos por pederastia y abusos sexuales son ínfimos comparados con los que se pueden encontrar en otras religiones. «Nosotros ya hemos limpiado nuestra casa, que otros limpien la suya«, afirma la Santa Sede.

En una declaración desafiante y provocativa, emitida tras una reunión del Consejo de Derechos humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, Silvano Tomasi, observador del Vaticano ante la ONU, afirmó que «de los casos investigados, los que resultan culpables apenas representan entre el 1’5 y el 5% de la comunidad católica».

«Además -prosigue- no se debería hablar de pedofilia, sino de efebofilia, es decir, de relaciones entre varones adolescentes que se atraen entre sí».

Matices semánticos aparte, la Iglesia no ha regateado esfuerzos para intentar colocar la responsabilidad de la enorme cantidad de casos descubiertos en EEUU no es suya, sino de otras confesiones. Tomasi afirmó que los niños víctimas de estos abusos pertenecían a comunidades protestantes quizá inducidos por los judíos, entre los que también es frecuente este tipo de prácticas.

La declaración concluye: «Como la Iglesia católica se ha ocupado de limpiar su propia casa, sería bueno que otras instituciones y autoridades, donde se reportan la mayor parte de los abusos, podría hacer lo mismo e informar a los medios de comunicación al respecto».

Reacciones de rechazo

Representantes de algunas de las confesiones señaladas no han tardado en reaccionar de forma airada ante semejantes acusaciones para expiar las propias culpas de la Iglesia.

El rabino Joseph Potasnik, jefe de la Junta de Rabinos de Nueva York, dijo: «la tragedia comparada es un camino peligroso que hay que recorrer. Todos tenemos que mirar dentro de nuestras propias comunidades. El maltrato infantil es pecaminoso y vergonzoso, y debemos expulsarlos de inmediato de nuestro medio.»

Un portavoz de la Iglesia Episcopal de EE.UU. dijo que las medidas para la prevención de abusos sexuales y la protección de los niños habían estado en vigor durante años.

Cabe recordar que la Católica es la religión más castigada por denuncias de abusos sexuales. La Iglesia de EEUU ha tenido que pagar algo más de un millon y medio de euros en forma de indemnizaciones. La comunidad católica de Irlanda se ha visto sacudida por este tipo de polémicas.

Además, más de 30.000 niños de todo el mundo han sufrido malos tratos por parte de instituciones con curas o monjas a la cabeza, según informa el diario británico ‘The Guardian’

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído