El sacerdote Pete Colapietro lo ayudó

A Mickey Rourke le salvó la vida un cura

Quiso suicidarse porque su padrastro lo maltrataba

Me han maltratado mucho

(RD/Ep).-Mickey Rourke llevó una vida de excesos y abuso de drogas hasta el punto de querer suicidarse, momento en el que acudió a una iglesia católica en busca de ayuda. El actor ha explicado cómo un sacerdote fue capaz de sacarle del atolladero.

«Un día me miré en el espejo y me vi de la misma manera en que me ven los demás. Vi mi coraza y me asusté muchísimo», ha reconocido Mickey Rourke en su colaboración con el libro Marquemos la diferencia: cómo acciones sencillas pueden cambiar el mundo de Ingrid E. Newkirk.

El actor afirma que su comportamiento agresivo y su adicción a las drogas son una consecuencia del maltrato físico que sufrió a cargo de su padrastro. Mickey explica «mi padrastro solía golpearme en la cabeza sólo porque le apetecía. También ejercía violencia física sobre mi madre. Yo le odiaba por pegarla, por hacer que ella tuviera miedo».

El día que todo esto salió a la superficie, el actor de El luchador, pensó que no podría soportarlo y barajó la opción del suicidio. Fue entonces cuando acudió a una iglesia católica a pedir ayuda.

El sacerdote Pete Colapietro le recibió y, durante un tiempo, Mickey acudió a reunirse con él en busca de comprensión y consuelo. «Bajábamos al sótano, bebíamos una copa de vino, fumábamos cigarrillos y rezábamos», ha declarado Mickey sobre sus encuentros con Colapietro.

Claro que no fueron sólo sus encuentros con el sacerdote los que le ayudaron. Mickey afirma que «también necesitaba un psiquiatra, así que durante un tiempo me forcé a acudir a uno. Tuve que aprender a no dejar que la gente abuse de mis puntos débiles y encontrar qué estaba generando tanta rabia dentro de mí».

«Cuando me convertí en adulto, me peleaba con cualquiera, por cualquier cosa y en cualquier lugar. Bebía y me drogaba, estaba enfadado, alterado y avergonzado. Me han maltratado mucho, así que pensé que una buena manera de solucionarlo era emprenderla a golpes».

Parece que Mickey Rourke por fin ha comprendido su historia y está preparado para afrontarla al lado de sus tres chihuahuas, de los que asegura que son su mejor compañía.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído