El sacerdote pagaba entre 40 y 60 dólares a las menores

Detenido un cura chileno que abusaba de menores

La Iglesia chilena pide perdón y abre una investigación

Detenido un cura chileno que abusaba de menores
Ricardo Muñoz, el cura acusado de abusos a menores

El cura tiene al menos tres hijos

Un cura católico fue detenido en una localidad cercana a Santiago de Chile, acusado de haber abusado de varias menores, a las que pagaba a cambio de sexo y con una de las cuales al parecer tuvo un hijo, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

También fue detenida una mujer que, según las fuentes, es la pareja del párroco y se encargaba presuntamente de reclutar a las niñas, de entre 15 y 16 años.

Las personas detenidas el martes en la localidad de Melipilla, a 70 kilómetros al suroeste de Santiago, fueron identificadas como Ricardo Alberto Muñoz Quintero, de 54 años, y Pamela Ampuero, quienes deben comparecer hoy ante un tribunal de Garantía de esa ciudad.

Según las fuentes, el cura pagaba entre 20.000 y 30.000 pesos a las menores (unos 40 a 60 dólares), a las que llevaba a moteles de localidades cercanas y de Santiago, para lo cual utilizaba un automóvil perteneciente al Obispado de Melipilla.

Tras hacerse pública la noticia, el obispo de Melipilla, Enrique Troncoso, pidió perdón público ante la acusación de abuso sexual de menores contra el sacerdote Ricardo Muñoz Quintero.

«Queremos pedir perdón a Dios y a los hermanos y a la vez respetar al inculpado en sus derechos y en la espera de las pruebas de acusaciones y del juicio», subrayó el prelado.

Troncoso aseguró que se enteró de la noticia «con estupor«, al tiempo que subrayó que «no hay en la institución eclesiástica antecedentes de denuncias o acusaciones formales en su contra», por lo que «causan gran desconcierto».

Aseguró que sin perjuicio de lo anterior y dada la gravedad de las situaciones que se han divulgado públicamente se abrirá una investigación conforme al ordenamiento jurídico particular de la Iglesia Católica y agregó que Muñoz quedó suspendido de sus funciones ministeriales para facilitar la acción de la Justicia.

En tanto, el fiscal que investiga el caso, Cristián Cáceres, señaló a radio Cooperativa, que el religioso y su pareja serán formalizados este miércoles.

«En la audiencia, la fiscalía presentará vídeos, imágenes y escuchas telefónicas como pruebas», añadió Cáceres y anticipó que el sacerdote imputado tiene al menos tres hijos.

Asimismo, sostuvo que en la comunidad eclesiástica no hay lugar para personas que abusen de menores y envió todo su afecto, en un momento de comprensible decepción, a las diversas parroquias donde trabajó Muñoz.

Hasta ahora han sido identificadas dos presuntas víctimas, de las que el cura, párroco de la parroquia Santa Teresa, de Melipilla, abusaba desde hace más de un año, pero prosiguen las diligencias para localizar a otras, dijo a radio Cooperativa el fiscal del caso, Cristián Cáceres.

«El sacerdote tiene alrededor de tres hijos: la madre de dos de ellos sería la persona que le facilitaría a las menores (Pamela Ampuero), y otro hijo habría sido con una de las niñas», dijo Cáceres, quien agregó que en total las afectadas podrían ser cinco y que el cura habría «reconocido los ilícitos».

Ello, tras serle incautado un ordenador personal en el que almacenaba fotos de connotación sexual de las dos niñas hasta ahora identificadas.

Hasta el momento, el Obispado de Melipilla se ha limitado a lamentar «profundamente» la situación.(RD/Efe)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído