Tres curas suspendidos por cometer abusos sexuales

Escándalo de pedofilia del clero…ahora en Brasil

Un saceerdote de 82 años aperece en un vídeo practicando sexo oral con un monaguillo

"Reprobamos por completo y con el corazón despedazado por la vergüenza y la tristeza los hechos divulgados", señala una nota divulgada el lunes por la diócesis de Penedo

Tres sacerdotes fueron suspendidos de sus funciones eclesiales por la diócesis brasileña de Penedo después de que tres monaguillos denunciaran haber sufrido abusos sexuales y divulgaran un vídeo de esas relaciones.

El escándalo causó conmoción en la ciudad de Arapiraca, en el estado de Alagoas (nordeste), donde los religiosos ejercían sus funciones, después de que un programa de televisión divulgara la semana pasada entrevistas con los denunciantes y parte de las imágenes grabadas, informó hoy el diario O Globo.

La situación obligó al obispo de Penedo, Valerio Breda, a desplazarse hasta Arapiraca para anunciar la suspensión de los religiosos y su sustitución por otros sacerdotes, y para leer una carta en plena misa dominical reprobando los hechos.

«Reprobamos por completo y con el corazón despedazado por la vergüenza y la tristeza los hechos divulgados«, señala una nota divulgada el lunes por la diócesis de Penedo. «Si hay jóvenes víctimas, como la presentación de los hechos parece aludir, nos sentimos aún más consternados y con la obligación de reparación», agrega el comunicado de la diócesis, que aclara que en ningún momento las supuestas víctimas o sus familiares denunciaron los hechos ante los superiores eclesiásticos.

El comunicado agrega que fue abierto un proceso administrativo penal, previsto por el Código Canónigo, para investigar las denuncias, y que la Iglesia está dispuesta a ofrecer todas las explicaciones solicitadas por la policía, que también abrió una investigación por abuso sexual y pederastia.

Los religiosos denunciados y suspendidos de sus funciones son los monseñores (título honorífico) Luiz Marques y Raimundo Gomes, párrocos de la iglesias de San José y Nuestra Señora del Carmen, respectivamente, así como el sacerdote Edilson Duarte, coordinador de la catedral de Nuestra Señora del Buen Consejo.

Arapiraca, ubicada a 130 kilómetros de Maceió, la capital de Alagoas, es la segunda mayor ciudad de ese estado brasileño y tiene cerca de 200.000 habitantes. El vídeo exhibido y colgado en Youtube muestra a Marques, de 82 años, practicando sexo oral con uno de sus monaguillos, hoy con 22 años, en la habitación del párroco y con un altar al fondo, así como a otros religiosos en relaciones sexuales.

Relación consentida

El abogado de Marques alegó que la relación sexual exhibida en el vídeo fue consentida por el monaguillo y negó que su cliente hubiese abusado de menores de edad. Agregó que los monaguillos llegaron a exigirle al religioso el pago de cinco millones de reales (unos 2,8 millones de dólares) para no divulgar el vídeo. Además de los tres monaguillos, que denunciaron sufrir el asedio de los religiosos desde hace varios años y cuando aún eran menores de edad, las denuncias fueron presentadas también por un niño de 11 años.

Roma reconoce los hechos

Este martes, el Vaticano reconoció que existen casos de abuso sexual de menores cometidos por sacerdotes en Brasil, país en el que el 74% de la población, unos 140 millones de personas, se dice católico, y desmintió que se trate de «obispos», indicó el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

«Se trata de sacerdotes», precisó Lombardi al referirse a las noticias divulgadas por la agencia de noticias brasileña UOL Noticias, que cita las denuncias hechas por el programa de televisión ‘Conexao Reporter’ en el que varios alumnos relatan casos de abusos por parte de «dos monseñores y un sacerdote».

El portavoz del Vaticano reconoció que dos de los tres religiosos citados gozaban del título honorífico de «monseñor» aunque eran simples sacerdotes, lo que la iglesia consiente en casos particulares. «Se confirmó que ninguno de los tres involucrados es un obispo. Uno de ellos fue retirado de la parroquia y va a ser juzgado por la justicia civil», precisó Lombardi. «Los otros dos fueron suspendidos de sus tareas eclesiásticas y están siendo sometidos a un proceso canónico por sospecha de pedofilia, pero hasta ahora niegan todo», agregó el portavoz del Vaticano.

Se trata del primer caso denunciado recientemente en América Latina tras la racha de escándalos por pedofilia que afecta a varios países de Europa, entre ellos Alemania, Irlanda, Holanda, Suiza y Austria.

El fenómeno se podría extender al resto del continente tras conocerse este martes que un religioso español de la congregación de los Clérigos de San Viator fue detenido en Chile por posesión de pornografía infantil y por haber abusado supuestamente de al menos 15 menores en colegios españoles. (RD/Agencias)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído