Mensaje de los obispos peruanos por el aniversario de la independencia

«Nuestra patria, el Perú, es un don»

"Que el Señor de los milagros bendiga a nuestro pueblo dándole valor para vencer los miedos"

"Nuestra patria, el Perú, es un don"
Monseñor Cabrejo, presidente del episcopado del Perú

La situación de los más desposeídos no debe dejar insensible a toda la Nación

La Conferencia Episcopal Peruana ha preparado un mensaje con ocasión del Aniversario de la Independencia del Perú, cuyo texto ha llegado a la Agencia Fides. Hoy, 28 de julio, el Perú celebra 189 años de vida democrática como república libre de la dominación española. El mensaje, titulado «Nuestra patria, el Perú, es un don», recuerda en primer lugar las palabras del Santo Padre sobre el respeto a la vida como centro del desarrollo.

«La calidad de vida de las personas está fuertemente vinculada a la salud de las instituciones del país; por eso es necesario que los poderes del Estado, de acuerdo a su naturaleza, continúen respetando su legítima autonomía y complementándose en el servicio al bien común, teniendo en cuenta que la calidad institucional es el camino más seguro para lograr la inclusión de todos en la comunidad nacional«, afirma el mensaje.

«La situación de los más desposeídos no debe dejar insensible a toda la Nación. Este es un pedido que reitero porque se trata de una deuda que aún sigue vigente, y que se lee en los rostros de miles de hermanos que no llegan a vivir conforme a su dignidad de hijos de Dios. Por ello, es el momento de privilegiar la promulgación de leyes que respondan a las necesidades reales de nuestro pueblo, y que tomen en cuenta la naturaleza de la persona humana, de la familia y de la sociedad», escriben los Obispos.

Lamentablemente hay todavía diversos obstáculos, prosigue el texto: «Hay situaciones tensas que crean desconfianza y recelo, y que suscitan temores para expresar las ideas con libertad. La Iglesia, defensora de los derechos de la persona y del bien común, no puede quedarse indiferente ante estos hechos, por eso invoco al diálogo y la reconciliación para hacer realidad la Vida Nueva que nos trae Cristo Resucitado».

El mensaje se concluye con la invocación al patrón del Perú: «Que el Señor de los Milagros (la más grade devoción de los peruanos en todo el mundo, ndr) bendiga a nuestro pueblo dándole valor para vencer los miedos y testimoniar su compromiso humanitario y cristiano, haciendo grande este Perú: preciado don que Dios ha puesto en nuestras manos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído