Misionero en Bolivia y ex obispo de Palencia

Nicolás Castellanos: ‘‘Los veo ricos pero tristes’’

"Fui el último obispo nombrado en España por Pablo VI"

"Lo único que intentamos es explicar cómo hablar de Dios a los pobres"

Nicolás Castellanos es uno de esos leoneses de los que sus paisanos se sienten orgullosos, al margen de creencias, pues en biografías como la suya el hecho de que haya sido obispo de Palencia no añade ni quita casi nada, lo importante es su compromiso, con los más pobres, que lleva a cabo desde hace años en Bolivia, donde puso en marcha la Fundación Hombres Nuevos, en la que una de las metas soñadas es que los habitantes de aquella comarca (Santa Cruz de la Sierra) coman tres veces al día.Lo cuenta F. Fernández en La Crónica de León.

‘Allí la situación es de pobreza extrema. Bolivia tiene barrios marginales donde el 60% son pobres y el 40% restante viven en la miseria. Pero tengo que decir una cosa, he visto que mi tierra, España, sigue siendo muy rica, pese a la crisis, pero los veo tristes, más que allí donde la pobreza es extrema», dice.

Nicolás Castellanos está pasando unos días en España, no viene de vacaciones, cuando este leonés de Mansilla del Páramo regresa a su país es para tratar de recaudar fondos para su misión, para su proyecto. Ha estado recorriendo las televisiones donde una y otra vez le llaman santo, donde ocurren cosas extraordinarias en la televisión, como que en el programa ‘Saber vivir’, de Veo 7, se suspendieron secciones del programa para seguir hablando con este leonés que, como él mismo explicaba, nunca quiso ser obispo pero lo nombraron.

‘‘Vino a verme Luigi Dadaglio para decirme que Pablo VI quería hacerme obispo. Le dije que yo no era un teólogo, solo un sacerdote dedicado a la pastoral con jóvenes. Y parece que es lo que buscaba el Papa, gente que hubiese asimilado las enseñanzas del Vaticano II. Así fui el último obispo nombrado en España por Pablo VI, en julio de 1978. Murió aquel agosto y todo empezó a cambiar», dice sin ambages quien mantiene su verdad aquí y en Roma, que se fue a la selva por más que al Vaticano no le gustara un obispo español practicando la Teología de la Liberación en Bolivia.

‘‘No hay que tener miedo a las etiquetas, lo único que intentamos es explicar cómo hablar de Dios a los pobres. Le han colgado muchos sambenitos pero es válida y hay que aplicarla, hay que decir claramente que el premio Nobel Jeffrey Sachs ya dijo que el fin del hambre extrema está a nuestro alcance: si los países ricos diesen el 1% de su renta, 1.100 millones de pobres extremos podrían satisfacer sus necesidades básicas. No hablamos de pobreza por deporte, es muy duro ver a un niño que tiene hambre de pan». Y sabe de lo que habla porque en su Fundación acogen a 200.000 niños pobres de aquel país».

Así es este leonés de Mansilla del Páramo, que siempre tiene un minuto (o los que hagan falta) para las gentes de su tierra. ‘‘Nunca se me olvida que soy leonés, nunca se me olvida que soy hijo de agricultores, que enorme orgullo para mí».

Como se siente orgulloso de que nada más ser elegido obispo se fue de su Palacio Epíscopal a un piso de la ciudad, de pasar las Nochebuenas visitando enfermos en los hospitales, de que un día en Palencia el alcalde, Heliodoro Gallego, del PSOE, pidió al Pleno ponerle el nombre de Nicolás Castellanos a un puente y el representante de IU replicó: ‘‘Eso es muy poco, hay que ponerle una calle o una plaza». O, mejor, ayudarle a financiar su ejemplar proyecto solidario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído