Para protestar contra el narcotráfico

Un cura da misa con un rifle de agua bendita

En Acatlán (México)

Triste por la violencia, masacres y crímenes relacionados con el narcotráfico, decidió asumir a su manera una posición

Un sacerdote católico que habita en una pequeña población hidalguense reúne a su congregación armado con un rifle cargado… con agua bendita.

El padre Juan Ramón Hernández da misa en una iglesia de Acatlán. Llegó a estar tan triste por historias de la violencia, masacres y crímenes relacionados con el narcotráfico, que decidió asumir a su manera una posición con una pistola de agua.

«Vamos a orar para cambiar el corazón de las personas que recurren a la violencia y matan a otros», dijo. «Vamos a lanzar lejos todas las armas».

Algunos niños, que estaban haciendo su primera comunión cuando el reportero del canal británico ITN visitaba la iglesia, reían mientras el sacerdote rocía con agua bendita los feligreses.

(Rd/Agencias)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído