"La prioridad es escuchar a las víctimas y prevenir"

Padre Yáñez: «Lo que más escandaliza es el silencio de la Iglesia»

"E escándalo de pederastia en el clero fue como una bomba para la Iglesia Católica"

Padre Yáñez: "Lo que más escandaliza es el silencio de la Iglesia"
El simposio de la Gregoriana sobre abusos del clero

Desde el punto de vista psicológico no se puede afirmar que el celibato provoque estas actitudes

«Sí, el escándalo de pedofilia en el clero fue como una bomba para la Iglesia Católica porque se revelaron cosas impensables. Y lo que más ha escandalizado a la gente es el silencio. Ahora no es el fin del problema, no podemos asegurar que no va a haber más casos, pero hemos dado un paso adelante muy importante». Tras concluir ayer el simposio «Hacia la curación y la renovación», el primer gran convenio internacional sobre abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes, el padre Miguel Yáñez, teólogo argentino, que fue relator del simposio, trazó un balance muy positivo. Lo entrevista Elisabetta Piqué en La Nación.

«Se trata de un cambio muy importante en el modo de enfrentar el problema, porque se habló en forma directa y abierta, y de manera interdisciplinaria», destacó este jesuita mendocino de 55 años, profesor de teología moral fundamental en la Pontificia Universidad Gregoriana, el instituto de los jesuitas que organizó este convenio sin precedente, que culminó con el lanzamiento de un Centro de Formación por Internet para la protección de la infancia a nivel internacional.

Convocado para ponerle fin a la «cultura del silencio» que reinó en la Iglesia y para contrarrestar con instrumentos eficaces los abusos, el convenio contó con el respaldo del Vaticano y de Benedicto XVI, impulsor de una política de «tolerancia cero» contra esta «tragedia» que tanto ha dañado la imagen de la Iglesia Católica.

De la reunión, que comenzó el lunes pasado, participaron delegados de 110 conferencias episcopales de todo el mundo -por la Argentina fue el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello-, superiores de 30 órdenes religiosas y expertos en la materia, como psicólogos y psiquiatras.

También asistió la irlandesa Marie Collins, de 62 años, que fue víctima de abusos sexuales por parte de un sacerdote cuando tenía 13 años y conmovió a la audiencia al contar su terrible historia.

«Muchos obispos vinieron para escuchar y aprender, algunos sabían mucho, otros nada, y quedó claro que ahora la prioridad es escuchar a las víctimas y prevenir. Aunque tampoco hay que abandonar al abusador», dijo a LA NACION Yáñez, que, junto a otros cuatro teólogos de la Universidad Gregoriana, presentó una reflexión teológica sobre este tema difícil, tabú en la Iglesia hasta hace pocos años.

«Otro punto importante que salió en el convenio es que es fundamental que el obispo que recibe una denuncia no enfrente el problema solo, sino que cuente con la ayuda de un equipo de profesionales: eclesiásticos y expertos en el tema», agregó Yáñez.

– Hay quienes creen que la pedofilia en el clero tiene que ver con el celibato sacerdotal…

-Desde el punto de vista psicológico no se puede afirmar que el celibato provoque estas actitudes. Las estadísticas indican que los que más abusan sexualmente de niños son personas casadas y, muchas veces, miembros de la misma familia. Este no es sólo un problema en la Iglesia, sino de la sociedad toda.

– La salida a la luz de cientos de casos de pedofilia en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos e Irlanda, fue como una bomba para el Vaticano, acusado de haber respondido con una política de silencio…

-Sí, fue una bomba, y es cierto que lo que más escandalizó a la gente fue el silencio, el encubrimiento, el hecho de que el problema fue mal manejado. Muchas veces el sacerdote que había abusado era trasladado a otra parte porque el obispo creía que era cierto que se había curado, pero no era así, y seguía siendo abusador, o por temor de sacar a la luz el tema.

– ¿Cree que la Iglesia podrá recuperarse de este escándalo?

-Sí, se puede recuperar como se recuperó de crisis más profundas que ésta.

– ¿Como cuál, por ejemplo?

-[Piensa] Como cuando ocurrió la Reforma protestante con Lutero y se dividió la Iglesia Luterana de la Católica, que perdió muchísimos fieles.

– ¿Cómo está el tema de abusos sexuales en la Argentina?

-No puedo dar una respuesta porque no vivo ahí, pero por lo que sé, aparentemente, en números, no son muchos casos, lo cual no significa que no puedan salir a la luz más, como ocurrió en otros países. Nuestra Conferencia Episcopal se está preparando bien.

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído