Los pobres no pueden esperar

Sueldo mínimo en Chile

El Evangelio denuncia a los ricos que tienen como culto la riqueza

Sueldo mínimo en Chile
Sueldo minimo en Chile

La obsesión y sacralización del dinero y de su sistema económico impide buscar el reino de Dios y su justicia

(Eugenio Pizarro, sacerdote chileno).- Ha sido un escándalo el dado por Gobierno y políticos de ambos Conglomerados impuestos por dictadura en Chile, en lo referente al sueldo mínimo de los trabajadores.

Ni siquiera se plantean un sueldo mínimo ético. Los que así actúan y no llegan nunca a un acuerdo no tienen idea lo que es sufrir la pobreza. Los Senadores y Diputados ganan millones.

En el Gobierno están los hijos de la dictadura que se han beneficiado por una economía perversa neo liberal: «capitalismo salvaje». Desde dictadura que Chile se ha ido privatizando, ya sea en manos chilenas como extranjeras. No debemos olvidar que Sr. Piñera es el 4º hombre más rico de Chile.

Repito: ¡No saben lo que es ser pobre o empobrecido! Empobrecido es mejor término. La economía impuesta y sostenida por una Constitución antidemocrática (no cambiada por Conglomerados), privatiza en pocas manos y empobrece en millones de manos encallecidas por un trabajo de indefección, inhumano y explotador: capital dinero sobre capital humano y mano de obra. ¡Es perverso!

El Gobierno está molesto porque no le aprueban el salario mínimo de 193 mil pesos. La oposición durante 20 años de Concertación no lo hizo mejor.

Yo sé que en Gobierno como en políticos y parlamentarios hay personas que se dicen católicos. A ellos quiero dirigirme como sacerdote y como ciudadano.

Ellos saben que no se puede servir a dos señores: ser fieles al mismo tiempo con Dios y con el culto a la riqueza. Esto está en tarea de Evangelización desde los más pobres en mi trabajo pastoral.

¿Cómo se da hoy culto a la riqueza? Se da en forma histórica en un «capitalismo salvaje«. Un capitalismo que se ha reforzado en estos últimos años, comenzando desde la dictadura hasta esta parte, después de más de 20 años pos dictadura, por una minoría donde se encuentran los Gobiernos de Concertación y de Alianza; sus políticos y Partidos respectivos, dándose un blindaje a través de dos Conglomerados que se turnan el poder en Chile, y beneficiando a los grandes empresarios, a privados: chilenos y extranjeros, llegando incluso a coludirse, formando multinacionales y trasnacionales.

Este sistema necesita protegerse. Se instaura Doctrina de Seguridad Nacional. Y en forma sospechosa, dándose barnices y apariencias de causas honestas, se rodea América Latina y el Caribe de bases militares yanquis. Sería urgente y necesario dar claridad y explicación acerca de una base que se anunció, en momento anterior: un aviso rápido de una base militar en Con Con.

El culto a la riqueza concentrada y acumulada en una minoría se ha aumentado, y es fuente de opresión y sufrimiento para los pobres y sus familias. Esto lo he palpado en Volcán Tres de Puente Alto donde trabajo pastoralmente buscando una salvación y liberación integral: «de todo el hombre y de todos los hombres» porque «nada de la experiencia humana es ajena a la Evangelización (Pablo VI).

Repito: todo es fuente de opresión y sufrimiento para los pobres, y agrego: fuente de perdición para los ricos minoritarios ya señalados. Creo que es un peligro no sólo para Chile, sino también para la sociedad latinoamericana.

El peligro es un capitalismo agravado y deshumanizado (Puebla 542). Su objetivo es producir riqueza y acumular riqueza. Riqueza acumulada es aprovechada por sectores privilegiados, y la acumulación se hace en las manos de unos pocos. A este engranaje se sacrifican los derechos de los trabajadores (Puebla 542) En este contexto, no obstante la crisis económica internacional, el Gobierno reconoce un crecimiento económico. Es la macroeconomía que no chorrea nunca.

El Gobierno dice que la administración de este crecimiento debe ser responsable y no populista. ¿Es irresponsabilidad y demagogia responder con ética y justicia social, dando un salario de 250 mil pesos como mínimo? Yo considero que hasta esos 250 mil pesos no dan una vida digna a trabajadores. Por otro lado, diputados se suben su ingreso en 2 millones de pesos.

¿Cuántos millones ganan los parlamentarios? ¿Cuánto ganan los funcionarios de gobierno? Hay que decir la verdad y no tramitar más la práctica concreta de una justicia social. Pienso que no necesitamos tantos parlamentarios: dos Cámaras que se pagan excesivamente, en comparación con trabajadores, con dinero de todos los chilenos.

Muchos han querido, incluso católicos, interpretar el Evangelio, como si Cristo justificara cualquier sistema económico y supliera sus injusticias con la confianza en Dios.

Pero en verdad el Evangelio denuncia a los ricos que tienen como culto la riqueza, que conduce a mantener una sociedad injusta en que vivimos, donde los problemas económicos son fuente de angustia para muchos, especialmente para los pobres. Pienso en los pobres que han sido escondidos en Bajos de Mena y en alrededores de calle Eyzaguirre de Puente Alto. Yo digo con firmeza evangélica: es un «pecado social» que hace sufrir a tantos sectores pobres, y que esclaviza en términos evangélicos a los ricos.

En todo caso la obsesión y sacralización del dinero y de su sistema económico impide buscar el reino de Dios y su justicia. (Puebla 494). El Evangelio propone un nuevo humanismo que permita poner la riqueza al servicio de los pobres, y una economía donde la producción y el consumo sean para las necesidades de los hombres y mujeres, y no un objetivo autónomo. (Puebla 497).

La humanización de la economía, haciendo una sociedad y una economía de la solidaridad, propuesta por Jesús hace más de dos mil años, hoy está mas vigente que nunca y con urgencia: «Los pobres no pueden esperar». Que políticos y Gobierno: oposición y oficialismo dejen de jugar al empate y a recriminarse mutuamente. No más excusas ni disculpas. El populismo y demagogia es de ambos lados. No más trámites. ¡Se puede hacer justicia social! ¡Chile puede pagar sueldos dignos!

«Pobres de ustedes, los ricos, porque ustedes tienen ya su consuelo!
Pobres de ustedes que ahora están satisfechos, porque después tendrán hambre!
Pobres de ustedes que ahora ríen porque van a llorar de pena!
Pobres de ustedes cuando todos hablen bien de ustedes, porque de esa misma manera trataron a los falsos profetas en tiempo de sus antepasados!» (Lucas 6, 24-26).

«Es valioso y permanente el pensamiento escuchado en una predicación: ‘Una comunidad capitalista no tiene derecho a celebrar la Eucaristía porque está creando un monstruo que no podrá ser absorbido por la comunidad’. El predicador se refería a ese ‘capitalismo salvaje, duro e inhumano‘ que afecta y destruye a tantos sectores del mundo. Aquel que apoya esta crueldad vive objetivamente en pecado mortal por la injusticia que comete contra los pobres y trabajadores». (Obispo Carlos González Cruchaga).

Pero, como sacerdote y ciudadano chileno, quisiera que la minoría que tiene secuestrada a una mayoría (como dice la Sociología de hoy), que cambiara como Zaqueo, y como él se encontrara con Cristo. «Zaqueo dijo resueltamente al Señor: ‘Señor, voy a dar la mitad de mis bienes a los pobres, y a quien he exigido algo injustamente (porque dinero acumulado no siempre es bien habido) le devolveré cuatro veces más… Jesús… dijo a su respecto: ‘Hoy ha llegado la salvación a esta casa; en verdad éste también es hijo de Abraham, El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido». (Lucas 19, 8-10).

Jesús evangelizó a Zaqueo desde la situación de los pobres. Esta ha sido mi intención. Especialmente dirigida a católicos y cristianos políticos en Parlamento y también a los que están en Gobierno. ¡Conviértanse! Es mi aporte a las luchas y demandas de una mayoría naciente que se manifiesta, protesta y se moviliza en aras de un Chile de cambio, de auténtica institucionalidad política-económica- social y cultural, que responda a los derechos fundamentales de hombres y mujeres de nuestra ciudadanía soberana.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído