El Papa y el sucesor de Chávez se encuentran este lunes

La Iglesia venezolana espera que el encuentro Maduro-Francisco ayude a la reconciliación

Los opositores se reunirán con Mamberti el miércoles

Esperamos que (...) esta audiencia del presidente con el santo padre pueda ser de gran provecho para el país, para la reconciliación, para la paz y para el progreso material y espiritual de Venezuela

La Iglesia católica mostró su confianza en que la entrevista que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, mantendrá con el Papa el próximo lunes sea de «gran provecho» para la reconciliación y la paz en Venezuela.

El nuncio apostólico en Caracas, Pietro Parolin, y el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Diego Padrón, mantuvieron hoy un encuentro con Maduro en un «clima de apertura y cordialidad» para charlar de esa reunión y repasar con el gobernante algunos de los problemas que «angustian» al país.

«Esperamos que (…) esta audiencia del presidente con el santo padre pueda ser de gran provecho para el país, para la reconciliación, para la paz y para el progreso material y espiritual de Venezuela», indicó Parolin tras la reunión con Maduro.

El nuncio señaló que en el encuentro ratificaron «el llamado que el papa Francisco hizo en abril sobre la situación de Venezuela», lo que demuestra, dijeron, que «conoce muy bien esta situación y cómo de veras se siente involucrado en todo lo que está viviendo este país», agregó.

El papa señaló el 21 de abril que acompañaba a Venezuela «con profunda preocupación, con la oración intensa y con la esperanza de que va a buscar y encontrar formas justas y pacíficas para superar las serias dificultades» que el país atravesaba tras las elecciones del 14 de abril, que dieron la victoria a Maduro y cuyo resultados no son reconocidos por la oposición.

Por su parte, Padrón señaló que la reunión de hoy, en la que también participó el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, supone retomar las conversaciones que en otros momentos han sostenido Iglesia y Gobierno.

En ese sentido, destacó que es «una necesidad el mantener una relación frecuente entre ambas instituciones».

Afirmó que hablaron de los «problemas que angustian, preocupan al pueblo venezolano» como la inseguridad, el tema de la escasez, «de los encarcelados y de los que están fuera de país», en alusión a los exiliados.

También tocaron asuntos que preocupan a la Iglesia como el de la educación y los permisos para el ingreso de sacerdotes en el país.

«La conversación ha sido muy grata, ha habido del parte del señor presidente una gran apertura en la conversación, hemos sido francos al plantear las dificultades y creo que este es el camino para continuar esta conversaciones en cualquier otro momento», indicó.

También afirmó que se acordó un canal «más regular de conversación».

El papa Francisco tiene previsto reunirse el lunes con Maduro en una audiencia privada, mientras que miembros de la oposición también serán recibidos en el Vaticano la próxima semana.

Tres diputados opositores venezolanos serán recibidos por el secretario de las Relaciones del Vaticano con los Estados, Dominique Mamberti, el canciller de la Santa Sede, para trasladarle la problemática de los denominados por la oposición «presos políticos».

Está previsto además que asistan a la audiencia general del papa del miércoles.

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, dijo esta semana que iba a enviar una carta al Papa para que tenga «detalles de la situación en Venezuela» y sepa con «quién se está reuniendo» cuando reciba a Maduro.

(Rd/Agencias)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído