"Nos oponemos al aborto no por ser anticuados, sino porque amamos a la gente"

Cardenal O’Malley: «Debemos amar a todos, incluso a los que abogan por el aborto»

Dice que el Papa prefiere destacar el amor y la compasión como sustentos del magisterio

Cardenal O'Malley: "Debemos amar a todos, incluso a los que abogan por el aborto"

El Santo Padre nos muestra muy claramente que nuestra lucha no es solamente una batalla política o un problema legal

El cardenal estadounidense y asesor del papa Francisco, Sean O’Malley, respondió a los temores de algunos católicos de que el pontífice no se ha pronunciado con la suficiente energía contra el aborto. En un discurso el martes a la organización católica de hombres Knights of Columbus, el cardenal de Boston, Sean O’Malley, dijo que Francisco prefiere destacar el amor y la compasión como sustentos del magisterio de la Iglesia. Con ello, Francisco espera «abrir los corazones» en un mundo cada vez más secular, dijo el prelado.

«Nos oponemos al aborto, no porque somos malos o anticuados sino porque amamos a la gente. Eso es lo que debemos mostrarle al mundo», dijo O’Malley. «Debemos amar a todos, incluso a los que abogan por el aborto. Solo si los amamos podremos ayudarles a descubrir cuán sagrada es la vida de un niño que no ha nacido».

Francisco ha realizado escasas declaraciones directas sobre el aborto, el matrimonio u otros asuntos sociales contenciosos desde su elección hace cinco meses. Muchos católicos han aplaudido el cambio de enfoque por considerar que rejuvenece a la Iglesia, pero otros temen que no combate el aborto con suficiente energía.

Los predecesores inmediatos de Francisco en el Vaticano, Benedicto XVI y Juan Pablo II, dieron importancia prioritaria al aborto durante sus pontificados.

O’Malley, quien habló en San Antonio durante la reunión anual de la organización, es uno de los ocho cardenales designados por el Papa para asesorarlo sobre el gobierno de la Iglesia y la reforma de la burocracia vaticana, plagada de escándalos.

«El Santo Padre nos muestra muy claramente que nuestra lucha no es solamente una batalla política o un problema legal, sino que debemos evangelizar y humanizar la cultura, y entonces el mundo será seguro para los no nacidos, los ancianos y los improductivos», dijo O’Malley.

«Si habremos de ser escuchados en el mundo de hoy, será porque la gente reconocerá la autenticidad de nuestras vidas y nuestra dedicación a construir una civilización del amor».(RD/Agencias)

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído