La ley por la que fue encarcelado no estaba en vigor cuando se produjo el delito

Revocan la condena a monseñor Lynn por encubrimiento de abusos a menores

El religioso, que debía cumplir una pena de seis años, saldrá en breve de la cárcel

"Las pruebas son insuficientes para demostrar que (Lynn) actuó con la 'intención de promover o facilitar'" el delito

Un tribunal de apelación de Pennsylvania ha revocado este jueves la condena de un alto cargo de la Iglesia Católica estadounidense por encubrir un escándalo de abuso de menores.

Monseñor William Lynn fue condenado en junio de 2012 de poner en peligro el bienestar de un niño por reasignar a un sacerdote con historial de abusos de menores a una parroquia de Filadelfia que no estaba al tanto de su pasado.

Ese sacerdote, Edward Avery, posteriormente se declaró culpable de haber abusado sexualmente de un monaguillo de 10 años en la parroquia de Filadelfia.

Lynn, que personalmente no fue acusado de molestar a menores, fue condenado a entre tres y seis años de cárcel. Una sala de apelación de un Tribunal Superior de Pennsylvania ha revocado hoy su condena y ha ordenado que Lynn sea puesto en libertad.

En su veredicto, el tribunal ha dicho que «las pruebas son insuficientes para demostrar que (Lynn) actuó con la ‘intención de promover o facilitar'» el delito.

El abogado de Lynn, Thomas Bergstrom, ha subrayado que el tribunal ha demostrado que su cliente nunca debería haber sido juzgado. Asimismo, ha precisado que espera que salga en libertad en los próximos días.

El fiscal de distrito de Filadelfia Seth Williams ha afirmado en un comunicado que está totalmente en contra de la decisión y que la acusación «muy probablemente» apelará.

La defensa de Lynn había argumentado en la apelación que la ley por la que fue procesado no estaba en vigor en el momento en que se cometieron los delitos.

El estatuto contra los peligros para los menores en efecto cuando Lynn era secretario de la Archidiócesis de Filadelfia, entre 1994 y 2004, era aplicable a «un progenitor, un guardián u otra persona que supervise el bienestar de un niño menor de 18 años». Dicha ley fue enmendada en 2007 para incluir a aquellos que supervisan al menor, como Lynn.

(RD/Ep)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído