No por un disparo

El sacerdote López Gorostieta murió por asfixia

Según ha revelado el fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz

El sacerdote López Gorostieta murió por asfixia
Gregorio López

El fiscal ha dicho que cuentan con varias líneas de investigación "delicadas" y espera tener resultados en breve

Los resultados de la autopsia del sacerdote Gregorio López Gorostieta, cuyo cadáver fue hallado el pasado 25 de diciembre en la región de Tierra Caliente, Guerrero, revelan que éste murió por asfixia y no por disparo de arma de fuego, según ha revelado el fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz.

Godínez ha añadido que el cuerpo del sacerdote estaba en estado de descomposición, según ha informado el diario mexicano ‘El Universal’. El fiscal ha dicho que cuentan con varias líneas de investigación «delicadas» y espera tener resultados en breve.

«Este asesinato nos conmueve a todos», ha asegurado. «Ya hemos establecido contacto con los familiares, con el Vicario Judicial de la diócesis de Ciudad Altamirano, quien está coadyuvando con las investigaciones», ha afirmado.

El cadáver del sacerdote Gregorio López, conocido como ‘Goyito’, fue localizado en el municipio de Tlapehuala, cerca de Pungarabato, donde la noche del 22 de diciembre fue secuestrado por alumnos del seminario donde daba clases. (RD/Agencias)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído