Acusan al fundador del Sodalicio de abusos físicos, psicológicos y sexuales

«Hay casos que señalan a Luis Fernando Figari como un abusador sexual, como un depredador sexual»

El ex líder del grupo renunció en 2010 al cargo de superior general de la comunidad

"Hay casos que señalan a Luis Fernando Figari como un abusador sexual, como un depredador sexual"
Luis Fernando Figari, con Benedicto XVI

Uno de los testimonios es el de "Santiago", un joven de 13 años que fue introducido a esta organización religiosa. Tras meses de manipulación, Figari lo citó a su vivienda, cerca del parque El Olivar, en donde abusó de él y de otros jóvenes

El Sodalicio de Vida Cristiana (SCV) es una de las más importantes y conservadoras congregaciones religiosas del país, fundada en Lima hace 44 años y que hoy ha logrado expandirse en varios continentes. Muchos exintegrantes de esa asociación (exsodalites) han denunciado abusos físicos, psicológicos y hasta sexuales por parte de quienes fueron las principales cabezas de esa sociedad de vida cristiana.

El exlíder y fundador de este movimiento religioso, Luis Fernando Figari, tiene acusaciones de pederastia en su contra. Él renunció en diciembre del 2010 al cargo de Superior General de la comunidad.

Cinco años más tarde, una investigación periodística a cargo del periodista Pedro Salinas, en colaboración con Paola Ugaz, revelan nuevos y reveladores testimonios contra Figari.

«En el libro ‘Mitad monjes, mitad soldados’ hay cinco testimonios de los cuales 3 acusan clarísimamente a Luis Fernando sobre cómo los ha ido seduciendo con el tiempo, hasta que, con estrategias de seducción medias esotéricas, caen y Figari aprovecha esta situación y termina abusando de ellos», comentó Salinas en un reportaje de ‘Cuarto Poder’. «Hemos descubierto casos que señala a Luis Fernando Figari, fundador del Sodalicio, como un abusador sexual, como un depredador sexual», subraya.

Asimismo, el hombre de prensa dijo que por lo menos en uno de los casos, desde el 2011 hasta la fecha ninguna autoridad local ni del Vaticano ha tomado contacto con Figari y hasta el 2014 tampoco lo habían hecho con alguna autoridad del Sodalicio.

 

 

Uno de los testimonios es el de «Santiago», un joven de 13 años que fue introducido a esta organización religiosa. Tras meses de manipulación, Figari lo citó a su vivienda, cerca del parque El Olivar, en donde abusó de él y de otros jóvenes. Lo mismo ocurrió con «Lucas», quien en una de las sesiones de consejería, Figari le pidió que se desvistiera como parte de un método de autovaloración.

 

(Rd/Agencias)

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído