En el proyecto han colaborado 280 técnicos

Recrean a tamaño real la Capilla Sixtina del Vaticano en la Ciudad de México

El montaje se ubica al lado del Monumento a la Revolución, en el corazón de la ciudad

Recrean a tamaño real la Capilla Sixtina del Vaticano en la Ciudad de México
La Capilla recreada La Nación

Una reproducción que cuenta con 2.800 fotos de alta definición

La Ciudad de México presentó este martes una reproducción a tamaño real de la famosa Capilla Sixtina del Vaticano, en un proyecto que aspira llevar a los capitalinos este emblemático patrimonio de la humanidad.

«La Capilla Sixtina, uno de los Museos Vaticanos que anualmente registra la mayor cantidad de visitantes a nivel mundial, es recreada al 100% de su tamaño natural en la Ciudad de México», explicó el Gobierno capitalino en un boletín. «Esta es la primera vez que el Estado Vaticano autoriza la itinerancia de este proyecto por diferentes lugares del mundo para brindar la oportunidad de conocer esta obra patrimonio de la humanidad», continuó el comunicado.

El director y productor del proyecto, Gabriel Berumen, ha indicado al Grupo Imagen Multimedia que el público podrá «apreciar la parte estructural exterior de la Capilla Sixtina como es originalmente, van a poder ingresar sin costo». El objetivo de la presentación histórica que será ofrecida durante las visitas, añadió, será el de informar sobre quién hizo la Capilla del Vaticano, en qué tiempo, y los otros aspectos generales de la estructura.

El montaje se ubica al lado del Monumento a la Revolución, en el corazón de la ciudad, y consta de una estructura tridimensional en secciones con 2.800 reproducciones fotográficas de alta definición del interior de la capilla.

 

Así, la Capilla Sixtina reproducida en México tiene una altura de 22 metros, 67 de largo y 28 de ancho, ocupando una superficie total de 510 metros cuadrados, agregó el escrito. En las labores de la reproducción han colaborado 280 arquitectos, ingenieros, diseñadores, escenógrafos y fotógrafos, además de obreros que trabajaban las 24 horas en tres turnos durante 30 días para lograr la réplica exacta de tan alta calidad.

En el interior se ha instalado una estructura capaz de soportar la escenografía de los frescos, conformada con impresiones en tela sublimada, mientras que en el suelo se han colocado mamparas, arte y cristal templado.

Se calcula que cada hora podrá ser visitada por 1.200 personas, de forma gratuita, hasta el próximo 25 de julio, cuando cerrará al público.

La iniciativa es del Comité Organizador para la Muestra de la Capilla Sixtina en México.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído