Acusan a la comunidad gay

La Archidiócesis de México denuncia pintadas en la sede de la Curia

La diócesis, en contra de "los mal llamados matrimonios igualitarios"

La Archidiócesis de México denuncia pintadas en la sede de la Curia
Ataques a la Curia mexicana

Exigimos a la Comunidad LGTBTTTI respetar la opinión de los católicos, que son la gran mayoría en este país, así como evitar cualquier tipo de agresión contra las iglesias y sus pastores

(Siame).- La Arquidiócesis Primada de México condena enérgicamente la agresión que sufrió, este lunes 22 de agosto, el edificio de la Curia del Arzobispado de México por parte de miembros de la Comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual, (LGBTTTI), quienes colocaron carteles y mancharon con pintura los muros de acceso al inmueble, evidenciando una vez más la agresividad e intolerancia que les caracteriza.

Al manifestar su postura sobre los mal llamados «matrimonios igualitarios», la Iglesia Católica hace uso de dos derechos fundamentales de los que gozan todos los mexicanos: libertad de expresión y libertad religiosa, siempre en el marco del respeto, conscientes de que a las personas homosexuales se les debe tratar así, y evitar para ellos cualquier signo de discriminación.

A través del semanario Desde la fe hemos dado a conocer la postura de la Iglesia Católica respecto de este tipo de uniones entre personas del mismo sexo, y nunca se ha hecho de manera irrespetuosa. Por lo tanto, la Oficina de Comunicación Social, que está a cargo de este periódico, no se retracta ni se disculpa con esta comunidad. De la misma forma, deja en claro que el Pbro. Álvaro Lozano Platonoff, quien este lunes recibió a una representación de esta comunidad, no es el vocero del Card. Norberto Rivera Carrera y, por lo tanto, no tiene ninguna representatividad. Sus disculpas hacia dicha comunidad fueron a título personal y no del semanario, ni de la Arquidiócesis de México y mucho menos de la Iglesia Católica en general, puesto que nunca se les ha ofendido.

En un país democrático, ninguna voz puede quedar al margen en el debate de un tema como éste, cuya trascendencia pone en riesgo la institución familiar y la vida, por lo que exigimos a la Comunidad LGTBTTTI respetar la opinión de los católicos, que son la gran mayoría en este país, así como evitar cualquier tipo de agresión contra las iglesias y sus pastores. Pedimos también a las autoridades investigar y, en su caso, sancionar conforme a la ley a los responsables de los actos que sufrió este lunes el edificio de la Curia del Arzobispado de México, para que estos actos de intolerancia no vuelvan a ocurrir.

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído