Comunión de divorciados vueltos a casar

Polémicas interpretaciones de Amoris Laetitia

El obispo de Phoenix interpreta que el documento impide la comunión a los recasados

Polémicas interpretaciones de Amoris Laetitia
Obispo Thomas J. Olmsted de Phoenix

Hasta la fecha, el Vaticano no ha emitido adicionales aclaraciones sobre el significado y la aplicación del documento del papa

(Andrés Fernández, corresponsal en USA).- Obispo Thomas J. Olmsted de Phoenix ha escrito que el documento de Francisco en la familia, Amoris Laetitia, no permite la comunión para los divorciados y vueltos a casar civilmente, convirtiéndose en el último prelado para ofrecer una interpretación de lo que significa el documento en la práctica.

En un artículo escrito para el periódico de la diocesis (18 de septiembre), el Obispo Thomas J. Olmsted de Phoenix dijo que el documento reciente de Francisco sobre la familia, Amoris Laetitia, no permite dar la comunión a los creyentes divorciados vueltos a casar civilmente.

«Como un buen pastor, Francisco presta especial atención a los que van por el borde de la desesperación debido a sus faltas personales y a los problemas sufridos en sus familias, y debido tambien a las situaciones complejas y contradictorias en la que se encuentran ahora», Olmsted escribió. «Esto, sin embargo, no incluye que los divorciados vueltos a casar puedan recibir la comunion», escribió.

«El papa Francisco anima específicamente a aquellos que viven esta situación «a buscar la gracia de la conversión», continuó Olmsted. «A lo largo de Amoris Laetitia vemos una continuidad con el magisterio de la Iglesia, especialmente la del Beato Pablo VI, San Juan Pablo II y el Papa emérito Benedicto XVI, que reafirman la tradición perenne de la Iglesia.», afirma el obispo.

Olmsted luego cita puntos del documentoFamiliaris Consortio de Juan Pablo II (1981), en la que el papa polaco declaró que católicos divorciados y vueltos a casar civilmente «no pueden ser admitidos [al sacramento de la comunión] por el hecho de que su estado y condición de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y realizada en la Eucaristía «.

«Esta situación no significa, es importante tenerlo en cuenta, que estas personas esten excomulgados de la Iglesia», dijo Olmsted. «Se les debe animar a orar, asistir a misa, y rectificar la situación en comunicacion con su pastor, que sigue siendo su pastor a pesar del pecado objetivo que existe», dijo. «El acompañamiento es posible y este debe ser el caso en nuestras parroquias».

Olmsted dijo que en su documento, Francisco pone tanto la Sagrada Escritura como la enseñanza de la Iglesia en el centro de su reflexión. «A lo largo de toda la exhortación, y de hecho a lo largo de todo su pontificado, el Papa ha hecho un gran esfuerzo para demostrar que el plan de Dios para el matrimonio y la familia es realmente una buena noticia, y que es posible, con la gracia de Dios, conocer su plan , aceptarlo no en fe y vivirlo con una alegría y un amor cada vez más profundos«, escribió el obispo de Phoenix.

Desde que Amoris Laetitia apareció en abril, obispos y grupos de obispos en las diversas partes del mundo han interpretado sus disposiciones sobre la comunión para los divorciados casados ​​de nuevo, de diferentes maneras y a veces, contradictorias.

El arzobispo Charles Chaput de Filadelfia en julio emitió una serie de directrices para su arquidiócesis en gran medida en la misma direccioln que el obispo Olmsted, y los obispos de Alberta y los territorios del noroeste de Canadá por su parte, recientemente dispusieron sus propias directrices, afirmando que la interpretacion de que el documento del papa habia abierto la puerta a la Comunión «después de una conversación con un sacerdote» es errónea.

Por otra parte, los obispos de la región Buenos Aires, en la Argentina natal del pontífice, emitieron recientemente un conjunto de directrices que parecen sugerir que es posible readmitir a los católicos divorciados y vueltos a casar civilmente a la comunión en algunas circunstancias.

Ese proyecto provocó una respuesta positiva por parte de Francisco, que escribió a los obispos para afirmar que «no hay más interpretaciones» y que «estoy seguro de que va a hacer mucho bien.»

Hasta la fecha, el Vaticano no ha emitido adicionales aclaraciones sobre el significado y la aplicación del documento del papa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído