"Ha sido el prestigio del Papa el que ha facilitado los contactos"

Claudio María Celli advierte: «Si fracasa el diálogo, puede haber un baño de sangre en Venezuela»

"Es indudable que la situación está muy fea a nivel político, social y económico"

Claudio María Celli advierte: "Si fracasa el diálogo, puede haber un baño de sangre en Venezuela"
Monseñor Celli, el enviado papal, reunido con Maduro

Celli a Maduro: Hay que dar señales de que el diálogo es el único camino y que se puede recorrer en este momento

(J.M.Vidal/Ep). La situación en Venezuela está al rojo vivo, a pesar de la mediación del Papa. El enviado especial del Vaticano para Venezuela, monseñor Claudio María Celli, ha advertido de que Venezuela podría enfrentarse a un «camino de sangre», si fracasa el diálogo entre el Gobierno y la oposición, precisamente auspiciado por el Vaticano.

«Si fracasa el diálogo nacional entre el gobierno venezolano y la oposición, no es el papa sino el pueblo de Venezuela el que va a perder, porque el camino podría ser el de la sangre«, ha apuntado Celli en una entrevista publicada por el diario argentino ‘La Nación’.

Además, Celli ha manifestado su preocupación por la actual situación de la población. «Es indudable que la situación está muy fea. No solamente a nivel político, sino a nivel social, económico. No hay comida, no hay medicinas», ha señalado.

Celli ha relatado lo agotadoras que fueron las 48 horas que pasó en Venezuela la semana pasada y que permitieron alcanzar un acuerdo en la madrugada del lunes para la creación de cuatro mesas pactadas entre las partes.

«Cuando me reuní con los representantes de la oposición, en la mañana del lunes, les dije claramente: ‘Mi miedo es que haya muertos en la manifestación del jueves. Y si hay muertos, el diálogo, ¿qué diálogo es?’. La oposición reflexionó y gracias a Dios suspendieron esta manifestación», ha relatado.

Celli también se ha referido a las dos reuniones que mantuvo con el presidente venezolano, Nicolás Maduro. «En la primera reunión el presidente me dijo: ‘Le prometí al Papa que voy a dialogar y cumpliré la promesa’. En la segunda, que me pidió él y que fue al día siguiente de la primera reunión plenaria, le dije: ‘Señor presidente, esta mañana me encontré con la oposición y hay tres pedidos. Hay que dar señales y estas no necesitan tiempos bíblicos. Hay que dar señales de que el diálogo es el único camino y que se puede recorrer en este momento’. Se lo dije muy claramente», ha relatado.

En cuanto a las posibilidades del diálogo iniciado, Celli ha subrayado que ha sido el prestigio del Papa el que ha facilitado los contactos. «Las dos partes, así como los cuatro expresidentes que acompañan dijeron claramente que si no estuviese la Santa Sede, la oposición no se encontraría con el Gobierno», ha señalado. Así, «las dos partes comprenden que o embocan el camino de la violencia o embocan el del diálogo», ha apostillado. (RD/EP)

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido