Videomensaje del Papa al 'Canadian National Youth Forum'

«¡No levanten muros de división, construyan puentes!»

"No lo dejen arruinar solo pensando en explotarlo y destruirlo, sin escrúpulos"

"¡No levanten muros de división, construyan puentes!"
Videomensaje del Papa

Dejen que Cristo los alcance. Dejen que les hable, abrace, consuele, cure sus heridas, disuelva sus dudas y miedos, y estarán listos para la fascinante aventura de la vida

«No permitan que nadie disminuya y ofusque la luz que Cristo puso en sus rostros y en sus corazones. Sean tejedores de relaciones selladas por la confianza, el intercambio, la apertura incluso hasta los confines del mundo», expresó Francisco en el videomensaje que dirigió a los jóvenes que participaban del «Canadian National Youth Forum», que reunió a jóvenes de seis ciudades de Canadá, desde el Atlántico hasta el Pacífico, el domingo 22 de octubre en Toronto.

El Forum de los jóvenes canadienses, del que participó el cardenal Kevin Farrel, prefecto de dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, se realizó en preparación al Sínodo de jóvenes que se celebrará en octubre de 2018, con el tema: «Jóvenes, fe y discernimiento vocacional».

«Cuando las personas trabajan juntas buscando el bien del otro, el mundo se revela en toda su belleza» dijo el Papa y por lo tanto les pidió a los jóvenes: «No lo dejen arruinar solo pensando en explotarlo y destruirlo, sin escrúpulos«.

«Los invito -dijo el Papa a los jóvenes- inundar los lugares donde vivís con la alegría y el entusiasmo típicos de la juventud para irrigar el mundo y la historia con la alegría que proviene del Evangelio, de haber conocido a una Persona: Jesús, que los cautivó y los atrajo a estar con Él».

El pontífice instó asimismo a los jóvenes a no levantar muros: «¡No levanten muros de división! Construyan puentes, como este puente extraordinario que están cruzando en espíritu, y que une las costas de los dos océanos».

Francisco recordó a continuación que Jesús dirigió su mirada hacia ellos y los invitó a ir hacia Él y les preguntó: «¿Han encontrado esta mirada, queridos jóvenes? ¿Han escuchado esta voz? ¿Han sentido este impulso a ponerse en camino? Estoy seguro que, si bien el ruido y el aturdimiento parecen reinar en el mundo, esta llamada continua resonando en el corazón da cada uno para abrirlo a la alegría plena», expresó.

«Jóvenes, -concluyó el Papa en el videomensaje- dejen que Cristo los alcance. Dejen que les hable, abrace, consuele, cure sus heridas, disuelva sus dudas y miedos, y estarán listos para la fascinante aventura de la vida, ese don precioso e inestimable que Dios pone todos los días en sus manos. Salgan al encuentro de Jesús, estén con Él en la oración, abandónense a Él, entreguen su vida a su amor misericordioso y a su fe, y esa fe será testimonio luminoso de la generosidad y del gozo que hay en seguirlo, donde Él quiera conducirlos»

(RD/Aica)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído