Dolan tilda al atropello en Manhattan de "acto de violencia sin sentido"

Los obispos de EE.UU., ante el ataque en Nueva York: «Este acto horrendo pesa en todos nuestros corazones»

Di Nardo: "Me duele profundamente que debamos responder nuevamente a actos de terror"

Los obispos de EE.UU., ante el ataque en Nueva York: "Este acto horrendo pesa en todos nuestros corazones"
La camioneta usada en el ataque terrorista en Manhattan Agencias

Sin importar nuestra religión u origen racial o étnico, o ideas políticas, debemos poner nuestras diferencias de lado y unirnos en fe y amor para apoyar a aquellos que están heridos

(Cameron Doody).- Horror, duelo y conmoción, pero también oración y esperanza. Los obispos estadounidenses han reaccionado al «horrendo» ataque terrorista perpetrado en Manhattan este martes, que segó la vida al menos a ocho personas e hirió a otras 11. Un ataque que, como ha dicho su presidente, el cardenal Daniel DiNardo, «pesa en todos nuestros corazones».

«Los informes sobre el ataque son demasiado preliminares para entender completamente lo sucedido», afirmó DiNardo en un comunicado publicado la misma tarde del atentado. «Me duele profundamente que debamos responder nuevamente a tales actos de terror».

El arzobispo de Galveston-Houston se dirigió en su nota «a las familias y amigos de los que han fallecido», pidiéndoles «que sepan que no están solos, y que las oraciones de los obispos y de toda la Iglesia están con ustedes y sus seres queridos».

El purpurado también recordó tanto a los que han sido afectados directamente por el ataque como a todos los estadounidenses, a quienes señaló que aunque «las fuerzas de la oscuridad siempre tratan de borrar nuestra esperanza… nuestra esperanza está en el nombre del Señor y siempre se mantendrá firme».

Por su parte, el cardenal arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, emitió otro comunicado en el que lamentó que «nuestra ciudad y nuestra nación están aturdidas y horrorizadas por otro acto de violencia sin sentido».

«Mientras los detalles siguen surgiendo, una cosa es clara», prosiguió Dolan. «Una y otra vez, sin importar nuestra religión u origen racial o étnico, o ideas políticas, debemos poner nuestras diferencias de lado y unirnos en fe y amor para apoyar a aquellos que están heridos, rezar por aquellos que han muerto, así como por sus familias y seres amados, y trabajar hacia un mayor respeto y entendimiento entre todas las personas, para que actos malvados y atroces como este se conviertan en una cosa del pasado«.

El otro prelado estadounidense que reaccionó en las primeras veinticuatro horas tras el ataque fue el obispo de Arlington, Michael Francis Burbridge, quien en su cuenta de Twitter animó a hacer «una pausa para rezar por aquellos muertos y heridos en Bajo Manhattan, mientras pedimos a Dios que nos cuide en nuestra hora de necesidad y siempre».

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído