"Báez: El Papa nos pidió que no abandonáramos al pueblo"

Los obispos piden a los nicaragüenses reflexionar de cara a las elecciones municipales

Monseñor Solórzano: "Le hemos hablado al pueblo, para que tome conciencia de su situación"

Los obispos piden a los nicaragüenses reflexionar de cara a las elecciones municipales
Obispos nicaragüenses Agencias

"Que nadie les arrebate la alegría y la esperanza", creo que más bien es la frase que recoge el documento

(Israel González Espinoza, corresponsal en Nicaragua).- Los obispos Silvio José Báez Ortega y Jorge Solórzano Pérez -auxiliar de Managua y ordinario de Granada, respectivamente-, insistieron en que los nicaragüenses analicen el documento que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) emitió sobre las elecciones municipales que se celebrarán el próximo domingo 5 de noviembre, en el que la jerarquía católica remarcó que las problemáticas de sistema electoral nicaragüense siguen siendo las mismas que en justas electorales anteriores.

Las declaraciones de ambos miembros del Episcopado llegan cuando faltan 4 días para que se realicen las elecciones municipales en el país centroamericano. El 5 de noviembre de 2017 los nicaragüenses están convocados a las urnas para elegir alcaldes, vice-alcaldes y concejales en los 153 municipios que conforman la división político-administrativa de Nicaragua.

El proceso ha sido criticado por la oposición ilegalizada, sociedad civil, y organismos de derechos humanos como un mero formalismo democrático dónde el partido del presidente Ortega y su esposa Rosario Murillo se adjudicarían la mayoría de los ayuntamientos, ya que el Consejo Supremo Electoral -ente encargado de las elecciones-, está controlado por personas afines al régimen de Managua.

El obispo carmelita descalzo Silvio José Báez, compareció el fin de semana en el programa Esta Noche del veterano periodista de izquierda Carlos Fernando Chamorro, que se emite semanalmente por la cadena Nicavisión 12 para compartir sus reflexiones sobre el documento episcopal, dónde remarcó que lo que existe en el país es «falta de conciencia ciudadana» sobre la problemática nacional.

Báez aseguró que quién lee el último comunicado de la CEN sobre las elecciones municipales, se da cuenta que en ningún momento se habla del proceso electoral como tal. Esto desdice las interpretaciones hechas desde el gobierno de Daniel Ortega, los partidos políticos de «oposición» que participan en los comicios y desde la prensa oficialista y oficiosa que habían expresado que los obispos nicaragüenses habían invitado a los nicaragüenses a asistir a las urnas.

«En realidad el tema de este documento no son las elecciones. Las elecciones municipales son solamente la ocasión para poderlo publicar. La frase del documento que recoge el argumento es la del Oapa Francisco, pronunciada el seis de septiembre del 2017, pocos días antes de nuestra visita (ad limina): ‘Que nadie les arrebate la alegría y la esperanza’, creo que más bien es la frase que recoge el documento», dijo monseñor Báez, quién en redes sociales recibió mensajes de apoyo de internautas quiénes agradecieron su interpretación del documento episcopal.

«Gracias (monseñor Báez) por la entrevista en #Canal 12 sobre el documento de la #CEN. Necesitábamos esa interpretación del documento hecho por un obispo», escribió en Twitter el sacerdote José Antonio Espinoza, director de Radio María Nicaragua.

Las pésimas interpretaciones del documento episcopal -que rayaron en la manipulación mediática-, se evidenciaron en la nota periodística que elaboró sobre el mismo El Nuevo Diario titulando: «Obispos invitan a participar en elecciones municipales». La reacción fue inmediata. En redes sociales los usuarios desmintieron el titular. Cabe señalar que dicho rotativo pertenece a un grupo empresarial cercano al Ejecutivo de Daniel Ortega.

Monseñor Báez también expuso que el Papa Francisco conoce la situación política y social del país, y manifestó que el Pontífice les pidió ser cercanos al pueblo nicaragüense, exhortándoles a ser la voz del pueblo e indicándoles que señalen las situaciones de injusticia en específico. También les pidió que acompañaran a la gente al momento de los cambios políticos y sociales que puedan ocurrir.

«Estén con el pueblo, por favor no abandonen al pueblo. Cuando él dice pueblo, piensa en la gente más desfavorecida, en la gente excluida, en la gente que no tiene voz. Y cuando nos dice estén con el pueblo, lo que nos dice es: Ustedes ofrezcan su voz al pueblo, sean pastores, díganles la verdad, y díganles la verdad con mucha claridad, es decir, esto que está ocurriendo es injusticia, por esto y esto, según el Evangelio, según la doctrina de la Iglesia, esto es corrupción», expresó Báez, recordando las indicaciones que el Papa les dio a todos los obispos de Nicaragua durante la visita ad limina de septiembre.

El obispo Báez, durante este mismo intercambio con el Papa Francisco, le explicó que en parte, los obispos de Nicaragua ya realizan este acompañamiento al pueblo de Nicaragua. Francisco le remarcó -mirándolo directamente-, que cuando la Iglesia asume posturas proféticas con respecto al poder, se debe esperar la persecución, el espionaje y el martirio.

«Así terminó la conversación con el Papa, esas palabras me las dirigió explícitamente a mí. Yo, de la conversación salí muy consolado, muy lleno de su palabra de hermano mayor, y creo que el resto de los obispos también», compartió el obispo Báez a modo de confidencia con el periodista y la audiencia de televisión nacional que estaba sintonizando el programa, que es uno de los más respetados y vistos en el país centroamericano.

El obispo auxiliar de Managua señaló que en el mensaje de la CEN está en el centro la figura que anima el ministerio pastoral de los obispos nicaragüenses, y la fuerza que les ha animado para escribirle al pueblo que no pierda la esperanza ante un panorama socio-político que parece desolador: La figura de Jesús de Nazaret, el profeta por excelencia.

También señaló que es indudable que la fe tiene una dimensión política, expresando que la fe tiene una implicación no sólo en el plano espiritual sino también en la sociedad. El obispo Báez argumentó que muchas veces la lectura fundamentalista de la Sagrada Escritura -Él es doctor en Biblia-, olvida que los Evangelios también puso en relación la fe en Jesús con la política.

«Hay textos en donde se invita a rezar por los gobernantes. Pero hay otros textos, sobre todo los últimos del Nuevo Testamento cuando empezó la persecución, el Apocalipsis, cuando ya al poder se le identifica con una fiera, o dos fieras, la que ejerce el poder y la que habla en su nombre, haciéndole la propaganda, esto es Apocalipsis, capítulo 13. ¿Ahí qué se les pide a los cristianos? ‘Estén dispuestos a dar la vida, hay que luchar, hay que denunciar’. El Nuevo Testamento nunca separa la fe cristiana de la realidad política«, finalizó monseñor Silvio José Báez.

Solórzano: reflexionar bien el documento episcopal sobre las elecciones

El secretario y portavoz del Episcopado nicaragüense, monseñor Jorge Solórzano Pérez, en declaraciones al diario La Prensa aseguró que es importante que el pueblo lea con atención el comunicado que la CEN emitió de cara a las elecciones municipales. También aseguró que la misa del domingo 5 de noviembre en Catedral hará en rogativa por los comicios.

«Le hemos hablado al pueblo (en el comunicado de la CEN), si se fijan en todos los numerales, van dirigidos al pueblo, por lo que hay que estudiar y profundizar en ese mensaje para que el pueblo tome conciencia de su situación y hacer un país mejor«, indicó el también obispo de Granada, Rivas y Boaco, una de la zonas más castigadas por las lluvias de los últimos días en el país.

Monseñor Solórzano evitó referirse -según el reportaje periodístico de La Prensa-, al uso y abuso de los bienes del Estado para favorecer la campaña electoral del partido de Gobierno, señalando que es la población es la que debe tomar conciencia para «mejorar el país», a la vez que tampoco aseguró si votará o se abstendrá de hacerlo el próximo domingo.

«Como dijo el poeta Rubén Darío. Si la patria es pequeña uno grande la sueña. Tenemos que soñar en grande aunque la patria sea pequeña (…) Estoy reflexionando todavía, a ver si puedo (votar)», manifestó Solorzano Pérez.

Monseñor Jorge Solórzano en abril de 2016 publicó una carta pastoral para su diócesis, titulada Iglesia en misión, en la que señalaba entre otras cosas que el poder estaba siendo utilizado de forma dinástica, por medio de una oligarquía política y económica.

«Nicaragua es una sociedad estructurada democráticamente, no obstante, preocupa hondamente, la institucionalidad e ilegalidad en las que han caído algunas de las instituciones democráticas. Las instituciones estatales se han convertido en instrumentos en manos de quien gobierna para transformar sus abusos y ambiciones de poder en formas y actuaciones legalmente justificadas», denunciaba la carta pastoral de Solórzano, que rápidamente encontró apoyo entre los obispos Rolando Álvarez Lagos (Matagalpa) y Silvio José Báez Ortega (auxiliar de Managua).

La carta pastoral de monseñor Solórzano, también denunciaba las guerras intestinas entre los grupos opositores para conseguir el poder, y deploraba que el sistema electoral en «entredicho». Además apuntaba que los funcionarios del Estado nicaragüense son coaccionados por el régimen de Daniel Ortega para participar en los mítines políticos del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional so pretexto de conservar su puesto de trabajo y la monopolización de los medios de comunicación bajo la égida del gobierno de Managua.

«En la crisis institucional que se vive, es de radical preocupación la situación de vulnerabilidad del sistema electoral. De este modo la legitimidad de los procesos electorales y el respeto a la voluntad del pueblo van quedando totalmente en entredicho. Los últimos cambios de magistrados son cambios que no cambian nada», concluía el apartado sobre aspectos socio-políticos de la carta pastoral de monseñor Jorge Solórzano en 2016.

Por su importancia, reproducimos íntegramente el comunicado de la CEN sobre el proceso electoral municipal de Nicaragua:


Mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua con motivo de las próximas elecciones municipales de 2017

«Que nada ni nadie les arrebate la alegría y la esperanza» (Papa Francisco, 6 de septiembre de 2017)

A los sacerdotes, religiosos, religiosas, agentes de pastoral, a todo el pueblo católico y a todos los nicaragüenses, hombres y mujeres de buena voluntad:

1. La historia de nuestro pueblo se ha forjado entre luchas, sacrificios y dolores; no obstante siempre le ha impulsado la esperanza de un futuro mejor. «Que nada ni nadie les arrebate la alegría y la esperanza» (Papa Francisco, 6 de septiembre de 2017). «Ninguna noche es tan larga como para hacer olvidar la alegría de la aurora»; si permanecemos en Jesús, «el frío de los momentos difíciles no nos paralizará»; discernamos y edifiquemos la historia con confianza y esperanza (Papa Francisco, 11 de octubre de 2017).

2. A quince días de efectuarse las próximas elecciones municipales del 5 de noviembre de 2017, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, constatamos que en su mayoría, las problemáticas en esta materia, siguen siendo las mismas que mencionamos en el Comunicado del pasado 26 de septiembre de 2012 (n.5) y en el documento emitido en el diálogo con el Presidente de la República el 21 de mayo de 2014 (n.39).

3. Caminamos con y entre ustedes, nuestro pueblo; percibimos y tenemos conciencia de su sentir y pensar. Los tiempos que vivimos no son fáciles, pueden parecer, incluso, desoladores. Desaliento, desmoralización, pesimismo y desesperanza abatían los corazones de los discípulos de Emaús al ver tumbadas sus esperanzas. No obstante, la única verdad firme es Jesucristo; Él nunca nos ha dejado ni nos dejará solos, camina con nosotros, sigue haciéndose amigo de camino.

4. El desaliento les conduce a refugiarse en sí mismos, a crear una burbuja de autoprotección que termina en una ceguera social. No debemos esperar llegar a situaciones extremas para despertar la conciencia de responsabilidad en las cuestiones políticas y sociales. «Que las dificultades no los opriman, que la violencia no los derrumbe, que el mal no los venza. Creemos que Jesús, con su amor y misericordia que permanecen para siempre, ha vencido el mal, ha vencido el pecado y la muerte (Papa Francisco, 7 de septiembre de 2017).

 

5. La desmoralización de un pueblo conduce a la apatía, a dejar que otros hagan, que otros decidan; nunca olviden que somos nosotros, el pueblo nicaragüense, quien tendrá la última palabra y podrá decidir el horizonte que el país deba tomar. La fuerza que trasforma una sociedad es la del pueblo que, animado por la justicia y la libertad se edifica en las virtudes del bien común, la verdad y la justicia social. Seamos actores y no espectadores. «En cada nación, los habitantes desarrollan la dimensión social de sus vidas configurándose como ciudadanos responsables en el seno de un pueblo, no como masa arrastrada por las fuerzas dominantes. Recordemos que «el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral» (Papa Francisco, 24 de noviembre de 2013).

6. Cuando un pueblo cae en el pesimismo pierde el aliento de vida, corre el riesgo de ser una veleta. Hay que ser hombres y mujeres positivos y propositivos, hay que ser un pueblo de esperanza. Nos sirvan de aliento e inspiración las palabras del Papa Francisco al pueblo Colombiano: «¡Cómo no van a poder cambiar esta sociedad y lo que ustedes se propongan! ¡No le tengan miedo al futuro! Atrévanse a soñar a lo grande! A ese sueño grande yo hoy los invito. Por favor… no tengan vuelos rastreros, vuelen alto y sueñen grande». (Papa Francisco, 7 de septiembre de 2017).

7. Los sueños no se hacen realidad solos, es el pueblo quien hace realidad sus sueños. No nos sentemos a esperar, hagamos realidad los sueños de una nación verdadera. Lo que el Santo Padre refiriere a la fe, nos permitimos nosotros paragonarlo a la esperanza: Una esperanza auténtica «siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra» (Papa Francisco, 24 de noviembre de 2013).

8. En el contexto del mundo actual, en el que la política goza de tan baja estima, nos apremia un estilo de políticos que sirvan a los ciudadanos con misericordia y, así, desmientan la falacia que presenta a la política como una jauría de depredadores (Papa Francisco, 24 de enero de 2016).


9. El ejercicio de la autoridad, entendida como servicio en el amor, es la clave para una reforma de la política nicaragüense que se corporificará en estructuras comunitarias e incluyentes. Esta alternativa privilegia a la persona y la potencia como agente activo de una sociedad más justa y más humana. «El que los presida que no se sienta feliz por mandar con autoridad, sino por servir con caridad» (S. Agustín, Reg. Ad serv Dei, VII, 45).

10. La fuerza de la oración puede orientar la historia, por eso invitamos a nuestros sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles a dedicar, estos días previos a las elecciones, jornadas de oración a nivel parroquial.

11. Exhortamos a nuestros presbíteros recitar la siguiente oración al finalizar las celebraciones litúrgicas mientras llega el día de las elecciones municipales de este año:

«Oh Cristo, único mediador nuestro Te necesitamos para entrar en comunión con Dios Padre; para llegar a ser hijos adoptivos suyos contigo que eres su Hijo único y Señor nuestro; para ser regenerados en el Espíritu Santo. Te necesitamos, oh único y auténtico maestro de las verdades recónditas e indispensables de la vida, para conocer nuestro ser y nuestro destino, así como el camino para alcanzarlo. Te necesitamos, oh Redentor nuestro, para descubrir nuestra miseria y remediarla; para tener el concepto del bien y del mal, y la esperanza de la santidad; para deplorar nuestros pecados y obtener el perdón. Te necesitamos, oh hermano primogénito del género humano, para volver a encontrar las razones verdaderas de la fraternidad entre los hombres, los fundamentos de la justicia, los tesoros de la caridad y el sumo bien de la paz. Te necesitamos, oh gran paciente de nuestros dolores, para conocer el significado del sufrimiento y para darle valor de expiación y de redención. Te necesitamos, oh vencedor de la muerte, para librarnos de la desesperación y de la negación, y para tener certezas que no fallen jamás. Te necesitamos, oh Cristo Señor, Dios-con-nosotros, para aprender el amor verdadero y caminar con el gozo y la fuerza de tu caridad a lo largo del camino de nuestra vida fatigosa, hasta el encuentro final contigo, amado, esperado, bendito por los siglos». (Beato Papa Pablo VI)

María, Madre de la esperanza, intercede por nosotros, por nuestro pueblo nicaragüense.

– Dado en la Sede Episcopal de Matagalpa, el día sábado 21 de octubre de 2017


Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído