Acusados de violación, secuestro, lesiones graves y asociación ilícita

La Fiscalía de Lima pide prisión preventiva para Figari y tres ex miembros del Sodalicio

El fundador del movimiento vive recluido en Roma; Italia tendría que avalar la medida

La Fiscalía de Lima pide prisión preventiva para Figari y tres ex miembros del Sodalicio
Figari y el resto de ex sodalités denunciados Agencias

En 2011 él y otros directivos fueron acusados por jóvenes de presuntas violaciones, maltratos físicos y abusos psicológicos, aunque la Santa Sede tardó seis años en investigar el caso

(J. Bastante/Agencias).- Nuevo capítulo en el «caso Figari». El fundador del Sodalicio, acusado de violación, secuestro, lesiones graves y asociación ilícita podría acabar en la cárcel si el juez estima la petición de la Fiscalía peruana, que ha solicitado nueve meses de prisión preventiva. Luis Figari reside actualmente en Roma, por lo que, en caso de admitirlo, la Justicia del país andino debería solicitar la reclusión a las autoridades italianas.

La petición de la fiscalía también afecta a otros tres miembros del Sodalicio de Vida Cristiana, Virgilio Levaggi, JefferyDaniels y Daniel Murguía, al apreciar peligro procesal de fuga y de obstaculización de la justicia por encontrarse fuera del país o por no haberse presentado a las citaciones fiscales. Para los otros dos denunciados (Treneman  y Tokumura), el Ministerio Público solicitó comparecencia restringida.

Del mismo modo, la fiscal María Janine León Pizarro también solicitó el embargo de los bienes de los denunciados, con el fin de garantizar la posible reparación civil que correspondería a las víctimas.

 

 

Como se recordará, Figari es el fundador de la organización ultraconservadora católica Sodalitium Christianae Vitae. En 2011 él y otros directivos fueron acusados por jóvenes de presuntas violaciones, maltratos físicos y abusos psicológicos, aunque la Santa Sede tardó seis años en investigar el caso, concluyendo que Figari solicitó de modo improcedente y excesivo confidencias en el ámbito sexual contrarias al mandamiento de no cometer actos impuros.

El 30 de enero de este año el Vaticano ordenó a Figari residir en Roma y cesar todo contacto con la comunidad que había fundado en Lima en 1971. El escándalo de la Sodalitium Christianae Vitae recuerda al de la orden religiosa Legionarios de Cristo, cuyo fundador Marcial Maciel fue acusado de abusar sexualmente de seminaristas y tuvo tres hijos.

También remite al caso del sacerdote Fernando Karadima en Chile, quien encabezó por décadas una parroquia antes de que salieran a la luz las denuncias de abusos en su contra en 2010. Una jueza chilena desechó en 2011 el caso penal contra el sacerdote porque había prescrito la acción judicial, pero determinó que las acusaciones de abusos eran fundadas.

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído