Fructífero encuentro entre Francisco y Lenin Moreno

El Papa y el presidente de Ecuador hablaron sobre el futuro de la Amazonía

El Vaticano devuelve al país una "tzanza", expuesta en los Museos Pontificios desde 1925

El Papa y el presidente de Ecuador hablaron sobre el futuro de la Amazonía
Francisco, con Lenin Moreno y su familia Agencias

Algunos medios ecuatorianos han apuntado en estos últimos días que Moreno presentaría al papa un plan de conservación de la cuenca amazónica, aunque por el momento se desconoce el contenido de la reunión entre ambos

Francisco recibió hoy por primera vez en el Vaticano al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y durante su encuentro privado abordaron la situación y la conservación de la Amazonía.

La reunión en la Biblioteca del pontífice, a puerta cerrada y de 42 minutos, más larga de lo habitual, comenzó después de que ambos se encontraran en la sala del Tronetto del Palacio Apostólico.

El papa le dijo «bienvenido» y Moreno, dándole la mano, le saludó con un «santidad» y, acto seguido, los dos accedieron a la Biblioteca para mantener su encuentro a solas y a puerta cerrada.

El presidente Moreno, visiblemente emocionado ante el papa, llevó al Vaticano una caja con «toda la variedad de chocolates» que se fabrican en Ecuador.

El pontífice sonrió y, observando el obsequio, decorado con una rosa roja, respondió divertido: «esto es una buena ayuda para los que necesitan colesterol».

 

 

Seguidamente le entregó un sombrero y un adorno de escritorio en plata realizado en las islas Galápagos.

«Nunca he ido. Tienen un buen obispo. Excelente obispo. Un franciscano joven», dijo el pontífice argentino, que visitó Ecuador en julio de 2015, sobre este archipiélago del Pacífico.

Francisco, por su parte, obsequió a Moreno con una escultura que representa un olivo y le confesó que le gusta entregársela a los mandatarios que acuden al Vaticano porque representa la paz.

«Me gusta darla a todos los gobernantes. Es su tarea, la paz», dijo el pontífice mostrando la figura de pequeñas dimensiones.

Además, como hace habitualmente, el papa regaló a Moreno los ejemplares de sus exhortaciones apostólicas «Evangelii Gaudium» (2013) y «Amoris Laetitia» (2016), además de su encíclica sobre el medioambiente «Laudato si» (2015).

Al presentarle esta última, Francisco comentó «de lo que hablamos sobre el Amazonas», una de sus preocupaciones a la que precisamente dedicará un Sínodo en 2019 para la conservación de este santuario natural y pulmón del planeta y la protección de sus poblaciones.

En este sentido, algunos medios ecuatorianos han apuntado en estos últimos días que Moreno presentaría al papa un plan de conservación de la cuenca amazónica, aunque por el momento se desconoce el contenido de la reunión entre ambos.

Acto seguido Francisco despidió a la delegación ecuatoriana y el presidente se reunió después con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

El mandatario, que juró el cargo el pasado mayo, acudió también a los Museos Vaticanos para recibir de manos de un colaborador de la directora Barbara Jatta una «tzanza», el cráneo reducido de un guerrero de la tribu Shuar, del oriente del país, informaron fuentes gubernamentales.

Este resto arqueológico llegó a los Museos pontificios portado por un misionero en el año 1925 y, desde entonces, ha permanecido en sus fondos sin ser jamás expuesta.

De este modo la Santa Sede devuelve esta pieza al Gobierno de Ecuador, que a su vez lo entregará al Museo Etnográfico de Pumapongo, en la ciudad ecuatoriana de Cuenca (sur).

(RD/Agencias)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído