El líder venezolano pide investigar a dos obispos por un "delito de odio"

Moronta contesta a Maduro: «Es un ataque a toda la Iglesia»

Les acusa de querer generar "maldad, veneno, odio y perversidad"

Moronta contesta a Maduro: "Es un ataque a toda la Iglesia"
El presidente venezolano Nicolás Maduro EF

Uno de ellos nos llamó a todos nosotros peste, llamó al pueblo chavista peste. Habría que ver (...) si las palabras emitidas por algunos de estos personajes no corresponden con verdaderos delitos de odio

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió averiguar si unas homilías pronunciadas el domingo en las que se habló sobre la corrupción en el país constituyeron un «delito de odio». Una acusación que el episcopado ha rechazado, calificando la denuncia del mandatario como un ataque «contra toda la Iglesia católica».

«Uno de ellos nos llamó a todos nosotros peste, llamó al pueblo chavista peste. Habría que ver (…) si las palabras emitidas por algunos de estos personajes no corresponden con verdaderos delitos de odio», dijo el gobernante chavista durante su balance de gestión, transmitido de forma obligatoria en radio y televisión.

Maduro emplazó al fiscal general, al defensor del pueblo, al contralor general y al presidente del Tribunal Supremo a atender esta denuncia.

El obispo de San Felipe (centro-oeste), Víctor Hugo Basabe, pidió este domingo a la Divina Pastora que libre a Venezuela de «la peste» de la corrupción política que, dijo, llevó al país «a la ruina moral, económica y social» tras la procesión con la que se celebró en Santa Rosa (centro) el 162 aniversario de su aparición.

El religioso aseguró entre aplausos que quienes «están empeñados en no entender que la causa fundamental de los males de Venezuela está en la persistencia en un modelo económico, político y social negador de dios y por ende de la dignidad humana» se encuentran en el «camino de la maldición».

Maduro consideró hoy que estas palabras «pretenden generar enfrentamiento entre los venezolanos: violencia, muerte, exclusión y persecución» y demuestran la «maledicencia» de los jerarcas católicos, «su maldad, su veneno, su odio, su perversidad».

«Nadie cree en estos diablos con sotanas (que vinieron) a llamar al enfrentamiento entre venezolanos, a la guerra civil», agregó.

Moronta responde: Es un ataque a «toda la Iglesia católica»

Por su parte, el primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Mario Moronta, aseguró este martes que la petición a la Fiscalía del presidente Maduro va en contra de toda la Iglesia católica del país.

«Lo que ha sido dicho contra ellos dos es contra todo el episcopado y contra toda la Iglesia católica, porque nosotros no somos un cuerpo de gente aislada», afirmó Moronta en una entrevista en la emisora Circuito Éxitos.

Según Moronta es innecesario investigar porque los prelados hicieron «señalamientos que son del conocimiento público», pero que en el caso de que la Fiscalía lo considere, «ahí están los discursos, ahí están las homilías». «Ni van a encontrar en ningún momento ningún llamamiento al odio, ninguna invitación a la violencia, como en efecto sí lo podemos ver en muchas de las expresiones que incluso ayer se dijeron», agregó.

El también obispo de San Cristóbal señaló que en el caso de detención o represalia contra estos obispos «el Gobierno, todo el Estado, va a tener que enfrentar no solamente a la Iglesia en Venezuela, que no se va a alzar, que no se va a ir a la violencia, sino (…) va a ser un problema de carácter internacional«. «No solamente por las relaciones que hay con la Santa Sede sino también porque muchos gobiernos van a darse cuanta de que aquí el Estado de Derecho (…) está siendo vulnerado», añadió.

Aseguró que, de darse esta hipotética situación, «el Gobierno va a tener que echarse para atrás».

(RD/Efe)

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído