Báez, Álvarez y Mata defienden la libertad de expresión en la red

La Iglesia nicaragüense se opone a la iniciativa gubernamental que censuraría el uso de internet

Mata: "Una nación no se puede innovar ahogando el pensamiento ni perspectivas diversas"

La Iglesia nicaragüense se opone a la iniciativa gubernamental que censuraría el uso de internet
Daniel Ortega y Rosario Murillo, presidente y vicepresidente de Nicaragua Agencias

Si el gobierno pretende censurar las redes sociales, está en un error. Eso es prueba de una dictadura aquí y en la China. Cosa que yo me niego a creer. Lo que hace falta es educar, formar sobre el buen uso de las redes

(Israel González Espinoza, Nicaragua).- Nuevamente, una iniciativa del gobierno de Daniel Ortega lo pone en la acera opuesta de la Iglesia nicaragüense. El intento del régimen de Managua de controlar la difusión de contenido en redes sociales bajo pretexto de cuidar a las familias del país centroamericano de las «influencias negativas» que el mundo interconectado trae consigo se ha topado con la férrea oposición de los obispos Rolando Álvarez, Juan Abelardo Mata y Silvio José Báez.

La iniciativa gubernamental cobró auge luego de que la vicepresidenta y esposa del presidente, Rosario Murillo, anunciara a inicios de esta semana una serie de «consultas» para que existiera un marco jurídico adecuado para combatir el ciberacoso y el linchamiento mediático; aunque ONGs, periodistas y expertos en comunicación aducen que se trata de una medida que buscaría poner frente a las denuncias de corrupción contra funcionarios del gobierno de Ortega, así como abusos policiales y en instituciones estatales.

«¿Qué queremos decir? Un debate que nos permita puntualizar cuáles son aquellos temas que debemos revisar a la luz de las situaciones actuales, de las circunstancias actuales, de la sociedad actual, donde todos, casi todos, niños, jóvenes, adolescentes, adultos, estamos conectados al Internet, estamos en las redes sociales, y podemos estar siendo influenciados negativamente por esas redes sociales, por el Internet, por lo que nos llega como información de otras realidades de otros países», indicó Murillo en su alocución del mediodía del lunes 12 de marzo a través de la cadena oficialista Multinoticias.

Las palabras de Murillo cayeron como un balde de agua fría en un país que tiene el 90% de las plantas televisoras y una amplia cadena de emisoras en poder estatal, o en manos de allegados a la familia presidencial.

Pese a que días después Murillo se desdijo a sí misma, asegurando que la consulta no incluiría el contenido que circula en las redes sociales; según informaciones del periódico La Prensa de Managua, la nueva legislación sobre el uso de internet tendría como base la ley española conocida como «Ley Mordaza» de 2015, que impide entre otras cosas registrar el actuar de la Policía y colgar en las redes sociales fotografías de manifestaciones no autorizadas previamente.

Sobre el caso, Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua y uno de los usuarios más activos de las redes sociales (posee más de 30 mil fans en Facebook y 12 mil seguidores en Twitter) manifestó su enérgico rechazo a la medida. «El Estado no debe controlar ni censurar las redes sociales pues terminará limitando la libertad de expresión; tampoco debe erigirse como árbitro moral de las personas pues terminará imponiéndose sobre ellas por la fuerza», indicó vía Twitter.

En declaraciones al diario La Prensa, Báez explicó que la Iglesia estaría dispuesta a dialogar con el gobierno, pero indicó que el recelo existente se debe a que actualmente hay muchas críticas a la administración de Ortega que circulan en las redes sociales.

«El peligro que hay detrás de todo esto y lo que todos estamos viendo es que se coarte la libertad de expresión (…). La Conferencia Episcopal y los obispos estaríamos dispuestos a dialogar, el diálogo siempre es positivo, lo raro es que hasta ahora abran (el diálogo) cuando hay muchas críticas hacia el Gobierno«, explicó monseñor Báez.

Otro que se manifestó contrario a la propuesta de controlar el internet y las redes sociales fue el obispo de Matagalpa y ex presidente del Departamento de Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Rolando Álvarez Lagos.

Monseñor Álvarez en declaraciones a la opositora Radio Corporación señaló que naturalmente hay personas que faltan el respeto en las redes y que se escudan en una identidad digital para hacer daño, pero expresó que una legislación restrictiva del uso del internet en vez de traer un beneficio, ahondará las expresiones negativas de la población.

«No se puede coartar la libertad de nadie, obviamente en las redes sociales como en un muro se pega de todo y hay que gente que naturalmente falta al respeto, a la dignidad de la persona (…) pero no podés coartar la libertad de la gente», exhortó Álvarez Lagos.

Sin embargo, la crítica más fuerte vino de parte del obispo de Estelí y actual vocero del Episcopado, Monseñor Juan Abelardo Mata, quién expresó que una nación no innova ahogando el pensamiento crítico.

«Una nación no se puede innovar ahogando el pensamiento ni las diversas perspectivas que va exigiendo el ser humano. Lo más fácil es repetir los criterios pasados, control de tendencias políticas y de las ideas de las personas. Lo más difícil es abrirse a los nuevos aspectos que va generando el pensamiento humano», subrayó monseñor Mata Guevara.

Por su parte, el vocero de la Diócesis de León-Chinandega Victor Morales Noguera y el vocero de la Diócesis de Granada, Winder Morales, condenaron a título personal la pretensión gubernamental de controlar el flujo de informaciones a los que tienen acceso los nicaragüenses a través de internet.

«Censurar todo el pensamiento disidente ha sido parte esencial de la política desde siempre, sí, pero un medio tan absoluto como internet ha permitido que observemos esas prácticas canallas con más claridad«, escribió desde su cuenta de Twitter el vocero Winder Morales, mano derecha del obispo Jorge Solórzano en temas de comunicación en la Diócesis de Granada.

En La Prensa, el portavoz de la Diócesis de León Victor Morales Noguera manifestó que, al controlar el internet, es la prueba más fehaciente de la instauración de una dictadura. El sacerdote exhortó al gobierno a educar a la población sobre el uso adecuado de las nuevas tecnologías para su uso responsable.

«Si el gobierno pretende censurar las redes sociales, está en un error. Eso es prueba de una dictadura aquí y en la China. Cosa que yo me niego a creer. Lo que hace falta es educar, formar sobre el buen uso de las redes», opinó el funcionario eclesiástico.

Los evangélicos sí apoyan censurar internet

En la antípoda, diversos pastores evangélicos apoyaron la decisión del gobierno de Daniel Ortega de regular el uso de las redes sociales, y emitieron una tímida defensa de la libertad de información y opinión.

«Es bueno una normativa porque eso va a regular que no pueda haber un abuso de que cada quien se dispare y esté inventando o esté denigrando o esté dando lugar para que le suceda algo a un niño o a una familia», señaló Omar Duarte en declaraciones al portal web Todo en Noticias, pastor evangélico dueño del emporio radial Radio Maranatha y de la mega-iglesia de corte neopentecostal Ríos de Agua Viva.

Con ribetes de fatalismo, el líder evangélico señaló que el mundo está en los «tiempos apocalípticos», y por ello hay que darles tranquilidad a las familias censurando el internet. «Entonces, hay que normar algo que trate de darle la seguridad y la tranquilidad a la familia nicaragüense y a la gente. Y cuidar, sobre todo, a la niñez de tanta maldad que hay en este mundo para que no sean violentados las familias ni los hogares. Estamos en tiempos finales, en tiempos apocalípticos», manifestó Duarte.

Otro que argumentó el tema de la defensa de la familia para apoyar la restricción del flujo de información al internet que pretende llevar a cabo el gobierno de Ortega fue Augusto César Marenco, pastor de la iglesia neo-pentecostal «Ministerio Apostolar del Centro Cristiano», que manifestó que se debe ver lo negativo y positivo de la propuesta gubernamental.

«En las redes hay mucha pedofilia, mucho ciberacoso que pone en peligro la integridad de los niños y la familia y pienso que hay que discutir los pros y los contras. Esto es muy delicado y se tiene que ver sin apasionamiento, sin sesgo cuál es esa consulta sobre este tema a los expertos en la materia, a los especialistas, para que al final, esto vaya enfocado en hacer el bien a nuestras familias y hogares. Y esto debe estar enfocado en información de las redes sociales porque la libertad de expresión es sagrada y no debe ser violentada», exteriorizó el pastor Marenco.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído