La diócesis de Osorno asegura que tiene "alguna dificultad en su salud"

Juan Barros se pone enfermo después de que Ezzati le pidiera «dar un paso al costado»

El Obispado reitera la "permanente disponibilidad" del prelado a las "orientaciones del Santo Padre"

Juan Barros se pone enfermo después de que Ezzati le pidiera "dar un paso al costado"
El obispo de Osorno, Juan Barros, bajo presión Agencias

La diócesis no especificó las dolencias que afectan al obispo, pero se piensa que Barros podría enfrentar un cuadro de estrés agravado por las declaraciones de Ezzati

(C.D./Efe).- Crecen los problemas para Juan Barros, después de que el cardenal Ricardo Ezzati declarara que el obispo de Osorno «debería dar un paso al costado y dejar su cargo» por presunto encubrimiento de abusos sexuales. La diócesis ha informado que el prelado se encuentra con «alguna dificultad en su salud», dando así lugar para pensar que el escándalo en el que está envuelto el prelado le está pasando factura.

«Se informa que nuestro obispo está con alguna dificultad en su salud y se agradece la comprensión y oraciones», señaló la entidad en un comunicado difundido la tarde del jueves.

En el mensaje se reitera además la «permanente disponibilidad» de Barros a las «orientaciones del Santo Padre», respecto de la decisión que el Papa Francisco deberá adoptar acerca de su permanencia en el cargo.

La diócesis no especificó las dolencias que afectan al obispo, pero se piensa que Barros podría enfrentar un cuadro de estrés agravado por las declaraciones de Ezzati, arzobispo de Santiago, al efecto de que debe renunciar a su cargo «por el bien del pueblo de Dios y de la Iglesia».

Ezzati ofreció este jueves una rueda de prensa junto a los cinco obispos auxiliares de Santiago después de reunirse con sacerdotes para analizar la carta que el pontífice envió a los 32 obispos chilenos, para convocarlos a Roma con el objetivo de analizar el caso de Barros.

Juan Barros fue acusado en Chile de encubrir los casos de abusos sexuales cometidos por el influyente Fernando Karadima cuando este era párroco de la iglesia de El Bosque, ubicada en un barrio acomodado de Santiago.

Francisco, que en enero defendió a Juan Barros, envió hace unos días una misiva a los obispos chilenos después de recibir el informe del arzobispo maltés Charles J. Scicluna, que viajó a Chile para atender a los testimonios de las presuntas víctimas de los abusos.

Tras leer el informe, que recoge 64 testimonios, el Papa reconoció haber cometido «graves equivocaciones de valoración» en el caso de Barros, especialmente por «falta de información veraz y equilibrada».

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído