Anima a los obispos USA a escuchar al Papa para superar la polarización social

McElroy: «La doctrina católica ha sido secuestrada por los que rompen la unidad»

Invita al Episcopado estadounidense a anteponer el bien común a "cuestiones de políticas individuales"

McElroy: "La doctrina católica ha sido secuestrada por los que rompen la unidad"
El Papa Francisco y el obispo de San Diego, Robert McElroy Agencias

Solo cuando políticos y prelados escuchen al Papa y antepongan el bien común a bienes de grupos de interés o de partidos será posible superar el faccionalismo y "evangelizar" de forma auténtica la cultura política

(Cameron Doody).- Frente a la «división, nihilismo, hipocresía y enfado», que se experimenta tanto en la Iglesia como en la sociedad, hace falta más que nunca la «formación profunda de las conciencias» que promueve el Papa Francisco. Esa es la propuesta de uno de los obispos más «franciscanos» de la Iglesia norteamericana, Robert McElroy, de San Diego, quien ha alertado de que «la doctrina católica ha sido secuestrada por aquellos que rompen la unidad de nuestra doctrina social, al reducirla a las categorías partidistas deformadas de nuestra época y promover aquellas enseñanzas que impulsen su visión del mundo».

El obispo McElroy dio la semana pasada en la Universidad Loyola de Chicago uno de los discursos más importantes de un prelado estadounidense en los últimos años. Importante, porque retomó el debate que impulsó él mismo hace ya tres años, cuando intervino en una plenaria del episcopado del país y sostuvo que la guía para la participación política de fieles que los obispos elaboraron en 2007 ni era suficiente en la era Trump ni era fiel a la revolución en la Iglesia que ya había impulsado el Papa Francisco.

En aquella plenaria, la llamada de McElroy de que los obispos norteamericanos siguieran la estela de Bergoglio y elevaran la oposición a la injusticia social al mismo nivel que la oposición al aborto fue desoída, pero ahora -tras la nueva exhortación apostólica Gaudete et exsultate, en la que el Papa sostiene exactamente eso- McElroy ha vuelto a insistir que los prelados escuchen a Francisco para superar la polarización eclesial y social.

Pero no es que la visión del Papa sea un mero cambio de prioridades, recordó en su discurso McElroy. Lo que pide Francisco -en Gaudete et exsultate, en su discurso ante el Congreso estadounidense en 2015, y en sus otros escritos magisteriales- es que una «formación profunda de las conciencias» en la que «el bien común se servirá mejor cuando líderes y ciudadanos operan desde una ética de la virtud política anterior a cuestiones de políticas individuales».

Solo cuando políticos y prelados escuchen al Papa y antepongan el bien común a bienes de grupos de interés o de partidos -y eviten también el «engrandecimiento personal»- será posible superar el faccionalismo y «evangelizar» de forma auténtica la cultura política de los EEUU.

Cabe recordar que en solo veinte años en los Estados Unidos el número de democratas y republicanos que tienen una perspectiva «muy desfavorable» del otro partido se ha más que duplicado, de acuerdo con los números que maneja el Pew Research Center.

Un mal «descorazonador» para el obispo McElroy, quien no ha dudado en culpar de ellos a políticos y eclesiásticos, a la vez que les ha animado a profundizar en las «virtudes» que el Papa representa y que hacen falta más que nunca en la actual coyuntura política y social: las de la «solidaridad, compasión, integridad, esperanza y la construcción de paz».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído