Denuncia del presidente de la Comisión Episcopal contra el tráfico humano

Monseñor Enemésio Lazzaris: «Los crímenes contra los migrantes en Brasil son invisibilizados»

"Son realidades silenciadas por los grandes medios de comunicación"

Monseñor Enemésio Lazzaris: "Los crímenes contra los migrantes en Brasil son invisibilizados"
Monseñor Enemésio Lazzaris, obispo de Balsas, Brasil Agência Brasil

La acción eclesial resulta determinante ante la falta de compromiso de los diferentes gobiernos, federal, estatales y municipales, que no llevan a cabo políticas públicas que ayuden a los migrantes

(Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil).- La situación por la que atraviesan los migrantes venezolanos en Brasil es preocupante, todavía más si se tiene en cuenta el poco apoyo con el que cuentan por parte de los órganos gubernamentales y el rechazo más o menos explícito de buena parte de la población. En ese sentido, la Iglesia católica está llevando a cabo un gran esfuerzo que permita ser un signo de misericordia para con aquellos que se han visto forzados a salir de su país.

Uno de los organismos de la Iglesia católica que más están trabajando en ese sentido es la CEPEETH, Comisión Episcopal Pastoral Especial para el Enfrentamiento al Tráfico Humano, por sus siglas en portugués, que se ha reunido en Brasilia los días 23 y 24 de mayo, teniendo como punto fundamental la situación de los migrantes venezolanos, realidad que fue conocida de primera mano por la comisión en su misión en Boa Vista, capital de Roraima, estado fronterizo con Venezuela, donde se concentran la gran mayoría de los migrantes de ese país, llevada a cabo de 1 a 4 de marzo.

En el encuentro se han hecho presentes representantes de la Red Eclesial Panamazónica, la Red un Grito por la Vida, Cáritas, Comisión Pastoral de la Tierra, Pastoral del Menor, Pastoral de la Mujer Marginada, Catholic Relief Services, Comisión de Justicia y Paz, Pastoral del Migrante, Instituto de Migraciones y Derechos Humanos, así como el Presidente de la Comisión, Monseñor Enemésio Lazzaris, el obispo de Marajo, Monseñor Evaristo Spengler y la secretaria de dicha comisión, la hermana Claudina Scapini.

Como señala la hermana Roselei Bertoldo, representante de la Red Eclesial Panamazónica, han sido presentadas las iniciativas y los desafíos enfrentados por los diversos organismos que forman parte de la comisión, siendo compartidos los avances y dificultades que se están produciendo en referencia a la trata dentro de la actual coyuntura, que cambia continuamente. Todo ello teniendo como objetivo identificar el papel y como llevar a cabo la misión por parte del CEPEETH frente a la crisis de la migración venezolana en Brasil, sobre todo a partir de los encaminamientos surgidos de la misión llevada a cabo en marzo en Roraima, siendo definidas a través de un plano de acción las tareas de cada entidad presente.

Entre las iniciativas enumeradas cabe destacar diversos seminarios, semanas y encuentros de reflexión, formación de nuevos agentes para ayudar en este campo, el trabajo cotidiano de prevención, orientación, fiscalización y denuncia que se está llevando a cabo con los migrantes, también en las fronteras, la inclusión del tema de la trata en los comités de la REPAM y del Sínodo Panamazónico, así como la articulación con la Red Clamor, la Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Religiosos o la participación en el reciente Forum Social Mundial.

Desde la comisión se perciben algunos desafíos, como es la necesidad de un trabajo en común que fomente una mayor articulación entre las diferentes organizaciones y que permita avanzar en algunos aspectos, como la creación de casas de acogida para migrantes, combatir el contrabando y la explotación sexual y laboral de migrantes y refugiados, la falta de recursos humanos y financieros, el poco compromiso eclesial, el cada vez mayor fortalecimiento de las redes de explotación de los migrantes o la situación político-social de Venezuela.

Junto con ello, la reunión ha servido para conocer las dificultades de este proceso, como es la falta de líderes y su poca continuidad para conducir los trabajos, la ausencia de visibilidad de esta problemática, la fragilidad de las instituciones públicas, el poco diálogo y continuidad de los procesos, la escasa coordinación con las pastorales sociales y organismos, lo que lleva a constatar que se trabaja en guetos, el hecho de que no se han hecho efectivas las acciones propuestas por los organismos gubernamentales, ni las políticas públicas al respecto.

Partiendo de esta realidad, el Presidente de la Comisión, Monseñor Enemésio Lazzaris, ha insistido en que ésta es una presencia efectiva, en la que cada institución representada trae una fuerza que nace de sus diferentes realidades, destacando la credibilidad e incidencia que la propia comisión tiene. Junto con eso, el obispo de Balsas ha denunciado la invisibilidad de los crímenes llevados a cabo contra los migrantes, pues son realidades silenciadas por los grandes medios de comunicación.

En ese sentido, no se puede ignorar que cada vez son más las realidades que gritan a través de las acciones de la Iglesia, según Monseñor Lazzaris, pues se trata de urgencias, clamores y gritos que se prolongan. Esa acción eclesial resulta determinante ante la falta de compromiso de los diferentes gobiernos, federal, estatales y municipales, que no llevan a cabo políticas públicas que ayuden a los migrantes. Esta es una situación que se hace más difícil dada la pérdida de derechos, la criminalización de los líderes y movimiento sociales en el país.

Desde ahí, el Presidente de la Comisión insistía a los presentes sobre la necesidad de acompañar mejor las acciones propuestas por la propia comisión, de mantenerse informados sobre la situación de los migrantes y de otras realidades y tener claro a donde se quiere llegar.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído