"¿Cuál era la actitud de la Iglesia? Para no dañar la imagen, mejor que no se sepa"

El cardenal Barreto sostiene que la Iglesia fue «cómplice» por encubrir los abusos a menores

"Los Papas Francisco y Benedicto han sido muy claros: han pedido perdón. La Iglesia no puede tener dos caras"

El cardenal Barreto sostiene que la Iglesia fue "cómplice" por encubrir los abusos a menores
El cardenal Barreto

Barreto, creado cardenal por Francisco hace dos semanas, estimó que los casos de abuso perpetrados por sacerdotes no se deben al celibato

El nuevo cardenal peruano, Pedro Barreto, afirmó que la Iglesia católica ha cometido «un gravísimo error» históricamente en el manejo de los casos de abusos de menores, en una entrevista publicada por el diario «La República».

«Tenemos que ser muy transparentes y claros. Estamos hablando de casos de 50 años atrás, no recientes. ¿Cuál era la actitud de la Iglesia? Para no dañar la imagen, mejor que no se sepa. El obispo cambiaba (al sacerdote acusado) de un lugar a otro, pero eso en términos morales es complicidad», dijo el jesuita Barreto.

«Los Papas Francisco y Benedicto han sido muy claros: han pedido perdón. La Iglesia no puede tener dos caras«, agregó el cardenal, percibido por expertos como rostro del «sector progresista» en la jerarquía católica peruana.

Barreto, creado cardenal por Francisco hace dos semanas, estimó que los casos de abuso perpetrados por sacerdotes no se deben al celibato sino «a un mal enquistado en el corazón del hombre».

El cardenal de 74 años, desde 2004 arzobispo de Huancayo, sostuvo que en el Perú «es gravísimo» el caso del grupo Sodalicio de Vida Cristiana (SVC), cuyo fundador, Luis Fernando Figari, es acusado de cometer abusos contra menores de edad, al igual que varios de sus colaboradores.

«(Figari) es un pervertido. Está demostrado que hubo pedofilia. Y esa es una de las cosas en las que tenemos que hacernos una autocrítica. Una persona que practica la pedofilia es un pervertido sexual», afirmó.

Barreto reconoció que hay lentitud de la Iglesia para castigar a Figari, laico al que se le han documentado cerca de 30 abusos, 19 de ellos contra adolescentes, y que durante los últimos años vivió en el Vaticano.

La Fiscalía peruana pidió en diciembre nueve meses de prisión preventiva contra Figari por violencia física, secuestro y asociación para delinquir. El acusado se dice inocente.

En otra entrevista publicada por el diario «El Comercio», Barreto instó a los peruanos a protestar contra la corrupción y los malos manejos políticos y judiciales.

«Los hijos de las tinieblas están organizados. Son mafias y ahí está la corrupción. Los hijos de la luz tienen que unirse para sacar adelante al país y la sociedad», dijo Barreto.

El cardenal, de posiciones avanzadas en lo social y caracterizado defensor de los derechos humanos y la ecología, es definido por expertos como «contracara» del otro cardenal peruano, el arzobispo de Lima Juan Luis Cipriani.

«Puede haber habido fricciones pero en lo esencial estamos muy unidos (con Cipriani, del Opus Dei). La relación es muy positiva, cosa que le agradezco a él y también a Dios», afirmó al respecto Barreto en «El Comercio».

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído