El sacerdote Hernán Enríquez, acusado de violar a un menor de 14 años

Universidad chilena se compromete a colaborar en la acusación de abuso sexual

La universidad también precisó que no había denuncias internas contra el denunciado

Universidad chilena se compromete a colaborar en la acusación de abuso sexual
Manifestantes de la Iglesia chilena

Expresa su confianza en que "esta denuncia llegue a la verdad por las vías formales a través de la Iglesia y el Ministerio Público"

La Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) de Chile, se comprometió hoy a colaborar para aclarar la acusación contra un sacerdote que da clases en la institución, y que fue denunciado por una presunta violación a un menor de 14 años.

En una declaración pública, la UCSC precisó que ante la grave denuncia, efectuada de manera anónima por una familia de la sureña ciudad de Concepción contra el cura Hernán Enríquez Rosas «la institución lamenta profundamente el dolor que vive la víctima y ruega por el esclarecimiento pronto de los hechos».

El tema de los abusos sexuales está en el punto de mira de toda la sociedad chilena por los casos que implicaban a religiosos y que llevó a la renuncia de cinco obispos, que fue aceptada por el papa Francisco.

Comunidad universitaria «estamos consternados y afectados ante la denuncia hecha contra uno de los profesores de nuestra institución, y nos duele en el corazón de nuestro sello», afirmó la UCSC, que también expresó su confianza en que «esta denuncia llegue a la verdad por las vías formales a través de la Iglesia y el Ministerio Público«.

La universidad también precisó que no había denuncias internas contra el denunciado y ofrecieron toda su disposición «a colaborar» con lo que sea necesario.

Según informa radio Biobío, el sacerdote Hernán Enríquez, que se mantiene en su archidiócesis, está acusado de violar a un menor de 14 años en el ya desaparecido seminario menor de Concepción, delito cometido presuntamente en 2002 pero que la víctima no contó a su familia hasta siete años más tarde.

La iglesia admitió haber iniciado una investigación canónica que no logró determinar la existencia del delito ni la participación del acusado.

Sin embargo, en abril de 2011 el arzobispado recibió una carta que relataba los mismos hechos, con nombre del denunciante, lo que abrió una nueva investigación.

El pasado jueves, un excanciller del arzobispado de Chile fue detenido bajo la acusación de siete casos de abuso sexual y estupro contra menores de entre 11 y 17 años, un caso que conmocionó aún más a la población.

Oscar Muñoz, de 56 años y que había sido párroco de la Iglesia Jesús de Nazareth en el sector santiaguino de Estación Central, se autodenunció por abusos ante la Oficina Pastoral de Denuncias y fue apartado de su cargo el pasado enero, dos semanas antes de la visita a Chile del papa Francisco.

El sacerdote era el encargado de recibir las denuncias en el Arzobispado de Santiago sobre casos de abuso sexual en la iglesia y además era asesor directo del cardenal Ricardo Ezzati, titular del arzobispado.

En los últimos 15 años, al menos 80 sacerdotes y religiosos católicos han sido acusados en Chile de delitos de connotación sexual, de los que 45 fueron condenados por la justicia civil o canónica.

Texto íntegro del comunicado de la diócesis de Concepción

Reiteramos una vez más nuestro «nunca más» a los abusos sexuales y de poder al interior de la Iglesia y de la sociedad.

Por los medios de comunicación ha circulado una carta denuncia que refiere a supuestos hechos delictuales contra el Pbro. Hernán Enríquez Rosas, sacerdote de nuestra Arquidiócesis. El medio periodístico se ha reservado el nombre de la presunta víctima y del denunciante mismo. Teniendo entonces el carácter de una denuncia anónima. Las denuncias anónimas también son tomadas muy en serio invitando a que sean formalizadas responsablemente, sean ante el ministerio público o los canales establecidos por nuestra Iglesia.

En relación, al Pbro. Hernán Enríquez Rosas, en abril del 2009 se recibió una denuncia de igual contenido al esbozado en la carta denuncia publicada. Dicha denuncia fue conocida por la justicia civil. De la misma forma, en el ámbito canónico, se instruyó una investigación previa con la que no se pudo concluir con la existencia de un delito ni la participación del denunciado en la misma.

El 27 de abril de 2011, el arzobispo de Concepción tomó conocimiento de la misma carta. Inmediatamente -al día siguiente- se contactó con el denunciante, señalando: «Como Ud. bien sabe hoy cumplo 2 meses como Arzobispo de Concepción y quisiera manifestarle que estos asuntos delicados corresponde tratarlos de acuerdo a las normas emanadas por el Vaticano, el derecho canónico y el protocolo de la Conferencia Episcopal de Chile recientemente publicado que pretende una investigación y un debido proceso. También le recuerdo que Ud. está en su derecho de recurrir nuevamente a la justicia civil». Nada de ello ocurrió.

El arzobispo, siguiendo el protocolo de prevención de abusos sexuales de la Conferencia Episcopal, mantiene una investigación previa en curso. Llamamos nuevamente a todos los que tengan antecedente de este u otro posible ilícito usar los medios civiles y canónicos para avanzar en verdad y justicia en la Iglesia y en la sociedad.

Arzobispado de Concepción


CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído