Tras un maratoniano debate, por 38 votos contra 31

El Senado de Argentina dice ‘No’ al aborto

Poli: "Se quiere legitimar por primera vez que un ser humano pueda eliminar a su semejante"

El Senado de Argentina dice 'No' al aborto
Tras un maratoniano debate, por 38 votos a 31

Los no nacidos tienen derecho a pertenecer de nuestra historia. A nuestra nación. Donde hay lugar para todos y nadie sobra. El aborto siempre será un drama, lejos está de ser una solución

(Jesús Bastante/Agencias).- El Senado argentino dice ‘No’ al aborto. Tras una maratoniana jornada de debates, que se prolongaron durante más de 15 horas, la Cámara Alta desestimó, por 38 votos contra 31 (hubo dos abstenciones), la propuesta de ley -avalada por el Congreso- que permitía el aborto libre hasta la semana 14.

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó la norma en junio, con votos de diferentes partidos políticos, pero tras el rechazo del Senado -donde hay un predominio de representantes de provincias con fuerte influencia de la Iglesia Católica- el proyecto perdió validez, aunque el Gobierno ya ha anunciado que volverá a presentar una legislación similar

La iniciativa generó división en la sociedad y dentro de los principales partidos políticos de Argentina. Esto quedó en evidencia el miércoles, cuando una gran cantidad de manifestantes con pañuelos verdes, que simbolizan la defensa de la legalización del aborto, ocupó las calles de los alrededores del Congreso a pesar de la lluvia. A pocos metros, una multitud con pañuelos celestes pedía al Senado que no aprobara el proyecto.

 

 

 

 

En el debate, el posicionamiento de las distintas confesiones religiosas ha sido clave. Así, a la marcha por la vida convocada por las iglesias cristianas, se sumó, a la misma hora en que se debatía la norma, una ‘Misa por la vida’ en la catedral bonaerense, presidida por el cardenal Mario Poli.

«El cuidado de la vida es el primer derecho humano. En estas horas los senadores debaten sobre la interrupción voluntaria del embarazo, lo cual supone la despenalización del aborto», subrayó el purpurado durante la homilía.

«Es un eufemismo ‘interrumpir’. Se quiere legitimar por primera vez que un ser humano pueda eliminar a su semejante. Legalizando la muerte provocada de modo directo a una persona inocente. Sin juicio ni proceso. Solo le cabe esperar sin salida el fatal desenlace.», dijo Poli.

El cardenal de Buenos Aires añadió que «los no nacidos tienen derecho a pertenecer de nuestra historia. A nuestra nación. Donde hay lugar para todos y nadie sobra. El aborto siempre será un drama, lejos está de ser una solución. El papa Francisco dijo que es verdad que hicimos poco por esas mujeres que sufrieron una violación. Tenemos que hacernos cargo de sumar ayuda. Crear lugares para recibir a las madres con temores y necesidades. Así puedan cuidarse y cuidar al nuevo ser que está en ellas. Es un desafío que no podemos postergar».

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído