La Iglesia chilena suspende a otros dos curas por abusos, en Talca y el obispado castrense

El fiscal general de Pensilvania asegura que el Vaticano estaba al corriente de los encubrimientos

Los obispos "documentaban todo en archivos secretos que compartían frecuentemente" con Roma

El fiscal general de Pensilvania asegura que el Vaticano estaba al corriente de los encubrimientos
El flagelo de los abusos en la Iglesia

Hay ejemplos específicos en los que cuando ocurría el abuso, los sacerdotes iban, los obispos iban y le mentían a los feligreses, le mentían a las fuerzas de la ley, le mentían al público

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, ha asegurado este martes que el Vaticano estaba al corriente del encubrimiento de abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes católicos en el estado norteamericano, tras tener acceso a una serie de archivos secretos que recogen que varios obispos locales compartieron información al respecto con los líderes de la Iglesia en Roma.

Aunque los obispos católicos en Pensilvania negaron sistemáticamente los abusos sexuales a miles de niños ocurridos durante un período de 70 años, documentaron secretamente los casos y frecuentemente enviaban información sobre ellos al Vaticano, según ha afirmado Shapiro a dos programas de noticias.

Shapiro hizo inicialmente las denuncias contra el Vaticano durante una conferencia de prensa del 14 de agosto en la que presentó un informe sobre una investigación de dos años relativa a cómo los clérigos católicos del estado presuntamente preparaban y abusaban de menores de edad.

La investigación se basó en gran parte en documentos del archivo que eran mantenidos en las seis diócesis del estado, según ha afirmado el fiscal general de Pensilvania.

«Hay ejemplos específicos en los que cuando ocurría el abuso, los sacerdotes iban, los obispos iban y le mentían a los feligreses, le mentían a las fuerzas de la ley, le mentían al público, pero luego documentaban todo en archivos secretos que compartían frecuentemente con el Vaticano«, ha recalcado Shapiro en el programa «This Morning» de la cadena estadounidense CBS.

«Hay ejemplos específicos en los que el Vaticano sabía de estos abusos y estuvo involucrado en el encubrimiento», ha aseverado Shapiro. El fiscal no ha comentado si el Papa Francisco o sus predecesores conocían la información.

La Comisión Nacional de Revisión de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos ha dicho en un comunicado publicado este martes en las redes sociales que el informe muestra que «la cultura del silencio» ante los abusos sexuales de menores alcanzó a los «más altos niveles de la jerarquía» de la Iglesia Católica, exigiendo cambios, específicamente entre los obispos.

«Hacer que los obispos rindan cuentas requerirá una revisión independiente de las acciones del obispo cuando se conozca una denuncia», ha manifestado la comisión, que fue creada en 2002 para asesorar a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos para prevenir los abusos sexuales de niños en la Iglesia.

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro

 

La Iglesia chilena suspende a otros dos curas por abusos, en Talca y el obispado castrense

Mientras tanto, la Iglesia católica chilena suspendió este martes a otros dos sacerdotes tras comprobar que los hechos relacionados con abusos sexuales en los que se habían visto envueltos en el seno de la institución son verosímiles.

El primer caso viene consignado en un comunicado de la diócesis de Talca, donde se explica que con fecha 28 de agosto se ha decretado el cierre de la investigación previa efectuada por una denuncia de abuso sexual a un menor, que fuera recibida en contra del presbítero Luis Felipe Egaña Baraona.

En ella se concluye que los hechos denunciados son «verosímiles», precisa el texto, aunque señala que dada la fecha en que habrían ocurrido los hechos, estos estarían prescritos.

Sin embargo, en virtud de la gravedad que revisten y siguiendo el criterio de la Iglesia, se ha resuelto enviar los antecedentes a la Congregación para la Doctrina de la Fe, pidiendo la derogación de la prescripción.

La diócesis de Talca concluye que Egaña continuará con las medidas cautelares que le han sido impuestas, por las que está suspendido de los oficios eclesiásticos y privado del ejercicio público del ministerio sacerdotal.

Por su parte, el Obispado Castrense indicó este martes a través de un comunicado que en julio del 2018 recibió una denuncia por abuso sexual de un menor de edad en contra del presbítero Pedro Quiroz Fernández.

Precisó que los hechos denunciados ocurrieron en 1997 y a principios de este mes se inició una investigación previa para determinar la verosimilitud de los hechos denunciados.

Al presbítero Pedro Quiroz se le impuso como medida cautelar la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal y que los antecedentes de la denuncia se envíen a la Fiscalía.

El Obispado Castrense afirmó que el sacerdote ya había sido investigado por la Congregación para la Doctrina de la Fe por dos denuncias por abuso sexual de menores a mediados del año 2000, sin que se pudieran obtener las declaraciones necesarias de las víctimas para llegar a determinar responsabilidades.

La Conferencia Episcopal de Chile hizo público a comienzos de agosto una lista en el sitio web con los nombres de 42 sacerdotes y un diácono condenados, por la Justicia civil o la canónica, por abusos sexuales a menores.

Por su parte, la Fiscalía tiene investigaciones abiertas sobre 38 casos, que involucran a 73 personas investigadas -sacerdotes diocesanos, de diversas órdenes y laicos-, y a 104 víctimas, la mayoría de ellas menores de edad en el momento de cometerse los hechos.

(RD/Agencias)

Protesta por los abusos en la Iglesia chilena

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído