Se reunieorn para reflexionar sobre su misión a la luz de la 'Evangelii Gaudium'

Mons. Fernández dio pautas a los nuevos obispos en Roma

Compromiso, unidad y solidaridad ante los desafíos son las notas a destacar de las intervenciones de los participantes

Mons. Fernández dio pautas a los nuevos obispos en Roma
Monseñor Fernández y algunos de sus compatriotas

Los obispos de habla hispana hablaron de los desafíos de la Iglesia en sus países: narcotráfico, corrupción y violencia en Colombia y el tema del petróleo, la contaminación y el peligro de extinción en Amazonia. Y de la emigración en Venezuela

(AICA y Vatican News).- El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, abrió el Curso Anual de Formación para nuevos obispos que se lleva a cabo en la Universidad Regina Apostolorum, de Roma, en el que participan unos 140 prelados del mundo, entre ellos 11 argentinos.

El prelado platense dio cátedra a pedido del cardenal Marc Ouellet PSS, prefecto de la Congregación para los Obispos, que organiza esta actividad que culminará el jueves 13 de septiembre con una audiencia con el papa Francisco.

Monseñor Fernández explicó a los nuevos obispos los seis grandes ejes transversales para la interpretación y aplicación de la exhortación apostólica Evangelii gaudium en las diócesis. En este sentido, detalló:

1. El anuncio misionero fundamental.

2. La transformación misionera para que ese anuncio llegue a todos.

3. Los agentes. La audacia para convocar a todos y suscitar los carisma.

4. El crecimiento de los que ya recibieron el anuncio: ahondar el kerygma y el kerygma moral.

5. La dimensión social del anuncio.

6. El espíritu y las grandes motivaciones.

En el debate posterior a la conferencia del arzobispo platense, se plantearon los desafíos del avance de las sectas, la cuestión de los planes pastorales diocesanos, las dificultades propias de los países donde hay persecuciones y los diversos caminos del crecimiento hacia la santidad.

Los argentinos participantes

Los nuevos prelados argentinos son: monseñor García Cuerva (auxiliar de Lomas de Zamora), monseñor Gustavo Carrara (auxiliar de Buenos Aires), monseñor Marcelo Mazzitelli (auxiliar de Mendoza), monseñor Carlos Sánchez (arzobispo de Tucumán), monseñor Florencio Félix Paredes Cruz CRL (coadjutor de Humahuaca), monseñor Marcelo Margni (auxiliar de Quilmes), monseñor Alejandro Benna y monseñor Roberto Alvarez (auxiliares de Comodoro Rivadavia), monseñor Luis Scozzina OFM (obispo de Orán), monseñor Enrique Martínez Ossola (auxiliar de Santiago del Estero) y monseñor Hugo Ricardo Araya (obispo de Cruz del Eje).+

Son 74 obispos recién nominados los que se reúnen para reflexionar al comienzo de su tarea como pastores del pueblo de Dios. El encuentro ha sido organizado por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y se desarrolla desde el 3 hasta el 5 de septiembre de 2018.

Propaganda Fide, el nombre de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos de la Curia romana, organiza cada dos años un encuentro para que los nuevos obispos reflexionen, oren y profundicen sobre la misión y Ministerio episcopal.

Este año se han reunido un total de 74 obispos procedentes de 34 naciones repartidas en cuatro continentes: 17 naciones de África, 8 de Asia, 6 de Oceanía y 3 de América Latina. El encuentro ha tenido lugar en el Pontificio Colegio de San Pablo Apóstol en Roma, uno de los 5 colegios de Propaganda Fide en la capital italiana.

Entre los nuevos obispos, destacan los de habla hispana procedentes de Colombia, Ecuador y México quienes, a través de unas declaraciones para Vatican news, explican los principales temas de este encuentro, las problemáticas a las que se enfrenta la Iglesia en sus países de origen y los puntos fuertes del Magisterio del Papa Francisco.
Narcotráfico y corrupción: los grandes desafíos de la Iglesia en Colombia

Monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya, obispo de Buenaventura en Colombia asegura que este encuentro «está siendo maravilloso» y muy enriquecedor para ellos «como nuevos obispos».

Hablando acerca del Ministerio del Santo Padre, el obispo de Buenaventura ha expresado que Francisco es una persona «que no solo le gusta hablar sino vivir lo que dice y lo que pronuncia» y que «con sus hechos habla más que con sus palabras». También ha hablado acerca de la Iglesia en su país, asegurando que es una Iglesia «unida» que trabaja para la nueva evangelización y que busca «dar respuesta a los desafíos» que presenta el país colombiano.

Entre ellos, Mons. Jaramillo ha destacado «la violencia, el narcotráfico y la corrupción», pero también ha hablado de otras dificultades que no son propias de Colombia pero que determinan «una realidad triste para un país que quiere salir adelante». «La iglesia juega un papel protagonista importante – ha puntualizado – donde nosotros queremos también acompañar al pueblo de Dios y aportar desde el Evangelio para que podamos encontrar una paz perfecta, una paz definitiva y una paz para todos los colombianos».

Iglesia en Ecuador comprometida con el pueblo venezolano y los más necesitados

Por su parte, Mons. José Adalberto Jiménez Mendoza, Vicario Apostólico de Aguarico en Ecuador presenta como grandes problemáticas del Amazonia, zona de la que proviene, el tema del «petróleo» y su consecuente contaminación y el «peligro de extinción» al que se enfrentan las comunidades indígenas. Aunque la nueva aparición de «oro» en la zona también está provocando más de un conflicto – dice el Vicario Apostólico – y más que traer un beneficio para la región está trayendo «muerte».

Mons. Mendoza también dice que siguen el camino marcado por Francisco de «salir a misionar» y no quedarse «cómodamente en la sacristía o escritorios», sino «salir a buscar a las personas y sobre todo a aquellas más y más necesitadas». Por último ha hablado a cerca del problema de la «emigración», y ha citado al querido pueblo de Venezuela, al cual – ha asegurado – están acogiendo ante lo que está pasando, ante «ese desplazamiento forzado por ese régimen totalitario del gobierno». «Tenemos que acoger a los que llegan» ha puntualizado.

El obispo ecuatoriano por otro lado ha querido recordar «la alegría del Papa Francisco» la cual se concreta – ha señalado – «en su servicio a los más pobres y a los más necesitados». «Francisco se ha atrevido a ir a lugares donde nadie lo había hecho» y «con ese compromiso de estar en el corazón de las personas más heridas, más comprometidas, ha visitado la Amazonia, Lampedusa, ha estado en lugares como África, países con mucha confrontación de la guerra».

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído