"Tenemos que tener conciencia que a la Iglesia no se le perdona nada"

Guzmán Carriquiry: «Vivimos un momento dramático. La Iglesia se juega su futuro»

Tilda de "crímenes abominables" los pasos de pederastia perpetrados "por ministros de la Iglesia"

Guzmán Carriquiry: "Vivimos un momento dramático. La Iglesia se juega su futuro"
Guzmán Carriquiry

"Si de estos crímenes se va a investigar en los últimos 70 años, ¿qué Iglesia local puede quedarse totalmente libre y fuera de toda sospecha?", denunció, haciendo especial hincapié en los escándalos de Chile o la expulsión de McCarrick

(J. B./Agencias).- El escándalo global de abusos sexuales a menores en la Iglesia supone «un momento dramático» para la Iglesia, que «se está jugando su fututo en la formación de los nuevos sacerdotes», según el secretario de la Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry.

Durante una reunión del CELAM, que mañan mantendrá un encuentro con el Papa Francisco, Carriquiry tildó de «crímenes abominables» los casos de pederastia, «muchas veces perpetrados por ministros de la Iglesia».

«Si de estos crímenes se va a investigar en los últimos 70 años, ¿qué Iglesia local puede quedarse totalmente libre y fuera de toda sospecha?«, denunció, haciendo especial hincapié en los escándalos de Chile o la expulsión de McCarrick.

«¿Y mañana? ¿Y pasado mañana? El Papa escribió una hermosísima carta al pueblo de Dios para enseñarnos cuál debe ser nuestra actitud. Pero para ir a fondo sobre este problema, en perspectiva amplia para que estas situaciones no se repitan, al menos para el futuro, el tema de la formación de los sacerdotes es capital«, proclamó.

En este sentido, Carriquiry hizo un llamamiento a rectores, formadores y directores espirituales, para mejorar la formación en los seminarios. «Francisco insiste que es mejor pocos seminaristas y pocos sacerdotes pero santos«, antes de tener muchos «acogidos con gran liberalidad» en los seminarios y que después manifiestan sus déficit afectivos, sexuales o de personalidad en situaciones «que no quisiéramos ver nunca dentro de la Iglesia».

«Nosotros sabemos que es una ínfima minoría de sacerdotes los que traicionan su ministerio con estos crímenes, aunque fuera uno solo ya es un testimonio espantoso. Y además tenemos que tener conciencia que a la Iglesia no se le perdona absolutamente nada», culminó.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído