El prelado del Opus Dei animó a todos los miembros de la Obra a rezar diariamente el rosario

Se cumplen 90 años de la fundación del Opus Dei

Fernando Ocáriz: La alegría con que celebramos este aniversario es, a la vez, acción de gracias a Dios

Se cumplen 90 años de la fundación del Opus Dei
Monseñor Fernando Ocariz

Para una vida humana, noventa años son muchos; en cambio para la Obra son ciertamente pocos. Seguimos en los comienzos: que esto nos sirva como un recuerdo del don que hemos recibido y de la hermosa misión que Cristo ha puesto en nuestras manos

(AICA).- El 2 de octubre de este año se cumplen 90 años de la fundación del Opus Dei, un camino de santificación y apostolado dentro de la Iglesia Católica.

Josemaría Escrivá, un sacerdote aragonés que sólo contaba entonces, según su decir, con 26 años, la gracia de Dios y buen humor, vio lo que Dios le pedía mientras meditaba haciendo unos días de retiro en el convento de los monjes paúles en Madrid. Era el 2 de octubre de 1928.

««Ese día el Señor fundó su Obra, suscitó el Opus Dei» (Apuntes íntimos, n. 306), escribió san Josemaría poco tiempo después»- ha escrito el actual prelado del Opus Dei, monseñor Fernando Ocáriz-. La alegría con que celebramos este aniversario es, a la vez, acción de gracias a Dios, que enriquece continuamente a su Iglesia con dones y carismas: «Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia» (Sal 118,1). Ante nuestro Padre se abría un panorama inmenso: cooperar a la reconciliación del mundo entero con Dios, a través del trabajo profesional y de las demás circunstancias de la vida ordinaria.»

Esa espiritualidad fundada en la certeza de ser hijos de Dios -la filiación divina- y llamados a santificar el trabajo y todas las circunstancias de la vida en medio del mundo fue abriendo brecha en gentes de las más variadas profesiones, oficios, edades, situaciones de vida y condiciones sociales, en países de los cinco continentes.

El Opus Dei recibió distintas aprobaciones de la Santa Sede desde 1943 y en 1982 San Juan Pablo II lo erigió como prelatura personal. El mismo vicario de Cristo beatificó a Josemaría Escrivá el 17 de mayo de 1992 y lo canonizó en Roma el 6 de octubre de 2002.

Nacido en Barbastro, España, el 9 de enero de 1902, San Josemaría Escrivá residió en Roma a partir de 1946 siempre predicando el amor a Cristo, María y el Papa. Falleció en esa ciudad el 26 de junio de 1975. Un año antes había visitado la Argentina, donde la labor apostólica del Opus Dei germinó a partir de marzo de 1950, y otros países de América latina.

El prelado del Opus Dei, monseñor Ocáriz, animó a que todos los miembros de la Obra, los cooperadores y quienes participan en las labores apostólicas se sumen a la petición del papa Francisco de rezar diariamente en octubre el rosario para pedir a la Santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia.

«Son oraciones que nos ayudarán a difundir la paz de Cristo y a rezar de modo especial por el don de la unidad en la Iglesia y en el mundo», expresó. «No podemos ignorar, como decía san Pablo a los de Éfeso, que «no es nuestra lucha contra la sangre o la carne, sino contra los Principados, las Potestades, las Dominaciones de este mundo de tinieblas, y contra los espíritus malignos que están en los aires» (Ef 6, 12).

En un artículo reciente, publicado en el diario ABC, de Madrid, y reproducido en Buenos Aires por el diario La Prensa, monseñor Ocáriz escribió: «La vida cristiana no nos lleva a identificarnos con una idea, sino con una persona: con Jesucristo. Para que la fe ilumine nuestros pasos, además de preguntarnos: ¿quién es Jesucristo para mí?, pensemos: ¿quién soy yo para Jesucristo? Descubriremos así los dones que el Señor nos ha dado, que están directamente relacionados con la propia misión. Así madurará más y más en nosotros una actitud interior de apertura a las necesidades de los demás, sabremos ponernos al servicio de todos y veremos con más claridad cuál es el lugar que Dios nos ha confiado en este mundo».

Y en un mensaje por el aniversario, expresó: «Para una vida humana, noventa años son muchos; en cambio para la Obra son ciertamente pocos. Seguimos en los comienzos: que esto nos sirva como un recuerdo del don que hemos recibido y de la hermosa misión que Cristo ha puesto en nuestras manos.»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído