"Dimisión del estado clerical de manera permanente y perpetua en el tiempo"

El Papa expulsa del sacerdocio a César Cordero, el ‘Karadima de Ecuador’

El ya ex sacerdote acusó en mayo al Papa Francisco de "querer congraciarse con los enemigos de la Iglesia"

El Papa expulsa del sacerdocio a César Cordero, el 'Karadima de Ecuador'
Víctimas del cura César Lobo Agencais

Estamos comprometidos con firme decisión de seguir trabajando para erradicar todo abuso físico, psicológico y sexual, que pueda darse al interior de las familias y en las instituciones de cualquier índole

(Jesús Bastante).- Primero fue Christian Precht. Después, el depredador Karadima. Ahora, le toca el turno a César Cordero, el ‘Karadima de Ecuador’. El Papa Francisco está decidido a expulsar de la Iglesia a todos aquellos que mancillen el cuerpo de un menor.

El último caso es la ‘dimisión del estado clerical de manera permanente y perpetua en el tiempo» del clérigo, acusado de violar a decenas de menores durante décadas.

En un comunicado, la diócesis de Cuenca informaba que se ha concluido el proceso canónico iniciado en abril de este año, con la condena para Cordero, que ya ha sido informado de la misma.

«Esta es la máxima pena que la Iglesia puede inflingir en estos casos», subrayó la Arquidiócesis, que recalcó que «la responsabilidad legal no es institucional, sino personal; sin embargo, como institución hemos actuado con verdad, transparencia y celeridad, exigidas por la ley canónica».

«Como Iglesia católica de Cuenca, estamos comprometidos con firme decisión de seguir trabajando para erradicar todo abuso físico, psicológico y sexual, que pueda darse al interior de las familias y en las instituciones de cualquier índole, de manera particular contra los menores de edad, así como también espiritualmente a las víctimas».

 

 

 

 

 

El cura, de 92 años, está siendo invesstigado por los delitos de violación y abuso sexual presuntamente cometidos hace más de 5 décadas.

El 21 de junio de 2018, la Fiscalía acudió al Hospital Universitario Católico para tomar la versión del sacerdote de 92 años.

En mayo, el sacerdote difundió un documento eclesiástico en el que decía ser inocente frente de las cinco acusaciones presentadas en su contra, y acusaba al Papa Francisco de «querer congraciarse con los enemigos de la Iglesia».

«Me llama mucho la atención la actitud del papa Francisco de pedir perdón a las víctimas. Por mi experiencia personal puedo decir que pedir perdón me parece algo muy difícil, propio solo de aquellos más santos. Por eso me llama la atención que el Papa descienda y se abaje de su dignidad de sucesor de Pedro y se ponga a la altura de unos malhechores pidiéndoles perdón», subrayó el ya ex sacerdote.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído