Exigen para ellos "salidas humanitarias" y "oportunidades permanentes"

Los obispos hondureños califican de «tragedia humana» la caravana de migrantes hacia EEUU

Piden a Gobierno y sociedad "un nuevo pacto social que aborde definitivamente la solución a este drama social"

Los obispos hondureños califican de "tragedia humana" la caravana de migrantes hacia EEUU
Una madre de la caravana de hondureños rumbo a EEUU abraza a su hijo durante la carga de la policía en México EP

Los dirigentes políticos "no pueden ser insensible ante el clamor de la población. ¡Ya no se valen más remiendos en esta sociedad hondureña!"

La Conferencia Episcopal de Honduras dijo este sábado que la migración de miles de hondureños «es una realidad indignante» provocada por «la actual situación» del país, cuya responsabilidad «es común» y aseguró que la solución no es pedir que regresen, sino «abrir oportunidades permanentes».

«Vemos con mucho pesar y seria preocupación esta ‘tragedia humana’, como ha llamado el Papa Francisco a la migración forzada, por la salida en caravana de miles de nuestros hermanos y hermanas hondureños que han abandonado su propia tierra, buscando mejores oportunidades de vida, para ellos y para sus propias familias», indicaron los obispos hondureños en un comunicado.

El organismo religioso indicó que la migración de hondureños es «una realidad indignante, causada por la actual situación que vive nuestro país, obligando a una decidida muchedumbre a dejar lo poco que tienen, aventurándose sin certeza alguna por la ruta migratoria hacia Estados Unidos».

Lo anterior, añade, «con el deseo de alcanzar la tierra prometida, ‘sueño americano’, que les permita resolver sus problemas económicos y mejorar las condiciones de vida para los suyos y, en muchos casos, les garantice la tan anhelada seguridad física».

Los obispos hondureños enfatizan que esta crisis humanitaria en Honduras «no es nueva, la venimos padeciendo desde hace años» y lamentan que «hemos sido sordos ante los gritos de abusos y violación a sus derechos en su trayecto y hemos sido ciegos para ver esa realidad, hemos preferido alegrarnos por la llegada de remesas, como una solución a los problemas internos».

Destacó que lo novedoso de la caravana migratoria es «la forma masiva de miles de personas, en su mayoría jóvenes, que van con la esperanza de obtener recursos suficientes para transformar a Honduras».

«No es la hora de culpabilizar a personas o a partidos políticos, ni al Gobierno en turno. Eso sería mirar de manera superficial el problema, la responsabilidad es común«, resalta la Conferencia Episcopal.

La caravana encallada en el puente del río Suchiate, en Ciudad Hidalgo, frontera entre Guatemala y México (Pedro Pardo / AFP)


No obstante, los obispos señalan que los gobernantes hondureños de los últimos períodos deben aceptar que «no han hecho bien las cosas, de modo que esta situación no llegara a los extremos que hoy estamos observando y que puede terminar en mayores frustraciones, resentimientos y negación de toda identidad nacional».

Ante ello consideran que la solución «no es pedirles que regresen, la solución la encontraremos en abrir oportunidades permanentes para su realización personal y familiar, creando fuentes de trabajo para todos«.

«Ahora es momento de brindar salidas humanitarias a la población que va en caravana, pero también es hora de que tanto el Gobierno, el sector financiero, empresarial, trabajadores, campesinos y la sociedad en general emprendamos la tarea de establecer un nuevo pacto social que aborde profunda y definitivamente la solución a este drama social hondureño», añaden.

Además, enfatizan que la migración es «sólo una punta de este volcán, pero, la pobreza, la inequidad y la falta de oportunidades son sus otros componentes» y que los dirigentes políticos «no pueden ser insensible ante el clamor de la población. ¡Ya no se valen más remiendos en esta sociedad hondureña!».

Los obispos señalan que también es la oportunidad para las autoridades civiles «reorienten sus políticas y establezcan programas sociales verificables, reorientando el Presupuesto general de la República con esa finalidad».

Para ello, añaden, es «urgente revisar el gasto público y los sueldos y salarios que devengan todos los funcionarios de Gobierno, la mayoría de las veces son sueldos escandalosos, frente a la miseria y pobreza del pueblo».

Al menos medio centenar de hondureños comenzaron este sábado una nueva caravana con la intención de llegar a Estados Unidos, pese a las advertencias de ese país y que la mayoría de los miembros de otra caravana que salió el pasado sábado se encuentran varados en la frontera entre Guatemala y México, según medios hondureños, extremo que las autoridades no han confirmado ni desmentido.

(RD/EFE)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído